Publicidad

Autocuidado, la fórmula para evitar que regresen las medidas restrictivas

El Valle de Aburrá concentra el 82.2 % de los casos de COVID-19 en Antioquia. Expertos piden mesura en el comportamiento ciudadano para evitar las medidas de confinamiento que tanto afectaron la economía.

El Valle de Aburrá congrega el 82.2 % de los casos de COVID-19 en el departamento. El primero de septiembre, cuando inició la reapertura económica presentada por los diez alcaldes del área metropolitana, los casos positivos registraban 66.349, correspondientes al 81.0 % del total del departamento.

Hasta este 5 de octubre, poco más de un mes después de la reactivación económica, se registraron 99.082 casos confirmados en el Aburrá, que representan el 82.2 % del total de los antioqueños infectados, que son 120.542. Medellín, Bello, Itagüí y Envigado se constituyen como los municipios más afectados.

“Vamos a insistir en la búsqueda activa de positivos, pero además tenemos que creer que las medidas que se han tomado ayudan y van generando también una cultura de seguridad”. Leopoldo Giraldo, gerente para la contención de la COVID en Antioquia

Están aplicando menos pruebas

El panorama actual, revela Leopoldo Giraldo, gerente para la contención de la COVID en Antioquia, es el resultado de un lineamiento del Instituto Nacional de Salud, que condujo a la disminución de las pruebas. “Si en una familia encuentro un caso positivo, no le hago la prueba al resto de la familia; eso puede que disminuya el reporte de casos positivos y es una preocupación que tenemos”, explica.

El funcionario añade que la disminución del número de muestras realizadas entre la población es otra preocupación. “Puede que en algunos sectores aparezcan menos casos de los que se están presentando, por eso insistimos en el llamado a los aseguradores, a las direcciones locales de salud, a las ARL, a todos los que tenemos competencia en las pruebas, en hacerlas en mayor cantidad”.

Giraldo reitera que el objetivo es buscar mayor número de contactos estrechos que permita aumentar el número de pruebas y detectar la mayor cantidad de casos positivos de los que aún no se tenga noticia. Esto garantizará aislar a los contagiados y disminuir el riesgo de nuevos infectados.

Con base en datos científicos y de acuerdo con el comportamiento de la COVID en Antioquia, Giraldo comenta que esperaban que en octubre crezca el número de casos. “Vamos a insistir en la búsqueda activa de positivos, pero también tenemos que creer que las medidas que se han tomado, como las normas de conciencia individual del uso del tapabocas, el distanciamiento social, el teletrabajo, el cumplimiento de los protocolos en las diferentes empresas, ayudan y van generando también una cultura de seguridad. Esperamos que así sea”.

También le puede interesar:

Las cifras

Cada día, cuando la Gobernación y la Alcaldía de Medellín presentan las cifras de contagios nuevos se genera un desconcierto por la diferencia entre las mismas. El domingo 4 de octubre, por ejemplo, Antioquia reportó 2.111 casos. Durante la semana anterior el promedio fue de 1.000 diarios.

Este lunes 5 de octubre, el departamento reportó 316, de los cuales, 158 corresponden a Medellín. Leopoldo Giraldo explica que esa gran diferencia obedece a demoras en el procesamiento de los datos por parte de los laboratorios y el Instituto Nacional de Salud. También dijo que trabajan en la unificación para proporcionar datos más precisos.

Incertidumbre por rebrote

En Europa hay una alta incertidumbre por los pacientes que, una vez han superado la COVID-19, vuelven a confirmarse como contagiados. Sobre este hecho, el gerente de la pandemia para Antioquia dijo que en Colombia no se tiene información de casos similares. “Teníamos dos casos en duda en Antioquia que ya se revisaron y fueron descartados”, explicó el experto.

Con respecto a las medidas para enfrentar el aumento en los contagios o un rebrote, Giraldo detalló que una opción que contemplan los municipios es solicitar al Gobierno nacional disminuir los contactos y para ello, se establece el distanciamiento general que implica cuarentenas, pico y cédula, toque de queda así como el cierre de algunos sectores específicos. Por eso Giraldo invita a trabajar en la conciencia individual de cómo protegerse cada uno y a los suyos, para que no se afecte la reactivación económica.

Publicidad

Publicidad