Con tutela, los vecinos del Mall Verona reclamaron atención

Publicidad

Como un «enclave de ruido y desorden» han denominado al Mall Verona, en El Poblado, los vecinos residentes. ¿Qué dicen las autoridades?

No pocas veces, Vivir en El Poblado ha recibido y publicado quejas en las que, desesperados con el ruido y el desorden que se genera en algunos de sus locales, quienes habitan alrededor del Mall piden a las autoridades que hagan respetar el Nuevo Código Nacional de Policía.

Esto escribió hace poco Sebastián Valencia, vecino del sector, a nuestra redacción: «Los fines de semana, desde el jueves, el parqueo en la zona se vuelve imposible, afectando el ingreso a las porterías de los conjuntos aledaños. Parquean en frente de la entrada, y cuando uno les solicita que muevan el vehículo, se vuelven agresivos».

Le puede interesar: A bajarle al tonito, cantineros

Publicidad

Beatriz Crismatt, administradora de una unidad residencial aledaña, asegura que esta situación se presenta desde hace por lo menos cinco años.

Un nuevo capítulo se dio el día 22 de noviembre de 2020, cuando algunos representantes de la comunidad presentaron petición en interés particular a la inspección de Policía 14, para que verificara si los establecimientos de comercio que hacen parte del Mall Verona cumplían con los requisitos establecidos por el Código Nacional de Policía, Ley 1801 de 2016 art. 87, además de los protocolos de bioseguridad exigidos a raíz de la pandemia, y el aforo permitido para la reapertura de este tipo de comercios.

Se hicieron escuchar

Según Natalia Hoyos, abogada designada para este caso, la inspección de Policía no dio respuesta a la petición dentro del término establecido por la constitución y la ley, «por lo que se presentó acción de tutela el día 8 de febrero de 2021, solicitando la protección de los derechos fundamentales de petición, además de los derechos de los residentes de las copropiedades a la salud, en conexidad con la vida digna, a la intimidad personal y familiar, medio ambiente sano».

«Recibimos invitación de la inspección de Policía el día 12 de febrero de 2021 -dijo Hoyos a Vivir en El Poblado-, en la que participaron representantes del programa Medellín vive la noche, la Secretaría de Movilidad, la Junta Administradora Local, la administración del Mall Verona y la Policía Nacional, además de los administradores de las copropiedades”.

Acción inmediata

De acuerdo con Carlos Gutiérrez, subsecretario de Gobierno Local y Convivencia de la Secretaría de Seguridad, ese mismo día se realizó una de las intervenciones, en horas de la noche y hasta entrada la madrugada del 13 de febrero, en atención a quejas radicadas por la comunidad y residentes de la zona aledaña del Mall Comercial Verona, quienes han manifestado exceso en materia de ruido y desatención a las medidas de bioseguridad fijadas en el marco de la pandemia por COVID-19.

Como resultado de esta acción institucional, detalló el subsecretario de Gobierno Local y Convivencia de la Secretaría de Seguridad, «se evidenciaron irregularidades, lo que generó el cierre total temporal a seis establecimientos de comercio abiertos al público con venta, consumo de licor y comidas preparadas a la mesa. De dicha sanción se informó al Capitán Lopera, de la estación de policía El Poblado, sobre las medidas impuestas para su efectivo control y verificación».

Le puede interesar: La Doble Calzada Oriente reducirá en un 40 % los tiempos de recorrido

Compromisos adquiridos

Tras la reunión convocada por la Inspección 14 de Policía, se adquirieron compromisos por las distintas partes involucradas, así: los comerciantes se comprometieron a unificar la música, bajar el volumen y a controlar el aforo; la administración, a controlar el aforo máximo y validar medidas dentro del Reglamento de Propiedad Horizontal. La Secretaría de Movilidad aseguró que hará visitas aleatorias los lunes, martes y miércoles, y fijas los jueves, viernes, sábado y domingo, de 4:00 p. m. a 12:00 a. m. Por su parte, la Policía Nacional se comprometió a realizar controles diarios para validar aforo, horarios de cierre y el cumplimiento de las normas que prohíben el expendio de licores a menores de edad. Se estableció que a estos compromisos se les hará seguimiento desde una mesa de trabajo liderada por la Junta Administradora Local.

Publicidad
Publicidad