Vecinos de El Retiro se quejan sobre los cambios dominicales en la vía a Medellín

Publicidad

A propósito de una serie de cambios en la movilidad que está haciendo el concesionario Devimed en la vía Medellín-Retiro para mejorar la movilidad, los domingos y festivos, el periodista Francisco Jaramillo comparte su opinión con Vivir en El Poblado.

Les escribo a propósito del interés demostrado por el periódico que usted dirige sobre lo que acontece en el Oriente cercano de Antioquia, y muy especialmente en El Retiro, donde algunos de sus habitantes, concretamente del sector de La María, nos encontramos muy preocupados por los cambios implementados por Devimed, en el ingreso y salida del municipio, los fines de semana, además de los lunes, cuando es festivo, entre las 5:00 y las 8:00 de la noche.

Le puede interesar: Cambios en la vía El Retiro-Medellín para mejorar la circulación

Estamos en una encrucijada y necesitamos ser escuchados porque son muchos los perjuicios ocasionados ante la decisión de Devimed, al parecer con autorización de la alcaldía local, al disponer la operación de la Vía Las Palmas en un solo sentido entre Don Diego y Carabanchel, además de los cierres en la Glorieta de Sancho Paisa hacia Don Diego y en el Puente La María, en sentido a Medellín.

Publicidad

Esto sin contar los múltiples negocios entre Don Diego y Carabanchel, particularmente restaurantes, que resultan perjudicados, pues perderán clientes al disponer que la vía opere en un solo sentido. Esos clientes, al igual que los habitantes, quedan bloqueados sin posibilidad alguna de hacer el retorno. Incluso un habitante de cualquier sector de La María tendría que dar un amplio recorrido de unos ocho kilómetros para volver a entrar a su vivienda.

Devimed argumenta que “de esta forma se mejorará el retorno a la ciudad”, refiriéndose seguramente a Medellín, sin tener en cuenta los perjuicios a los habitantes de El Retiro, y cuando la verdadera intención es generar mayor tráfico hacia el peaje. Lo único que efectivamente se consigue es desplazar el taco y que los vehículos lleguen más rápido a la congestión en la Glorieta de Sancho Paisa, sin tener en cuenta además el embotellamiento a la entrada de El Retiro, por su vía corta (Carabanchel-La María), que, entre otras cosas, no está habilitada para un mayor flujo de vehículos por su mal estado.

Los habitantes de este sector, con gran desarrollo residencial, se están viendo ostensiblemente, perjudicados, si quieren salir o regresar a sus viviendas en la tarde-noche del fin de semana, sin que Devimed ponga un solo peso para el mantenimiento o recuperación de esta vía, y sobre la cual no debería tener ninguna injerencia, por ser una empresa particular encargada de una concesión de la cual Carabanchel-La María no forma parte.

Los habitantes de El Retiro tienen la impresión de ser ahora “conejillos de indias” para Devimed, y claro que entienden cuál es su negocio y la necesidad de agilizar el tránsito hacia Medellín, pero esto no se puede hacer a costa del perjuicio para los habitantes de otra población vecina.

Publicidad
Publicidad