Publicidad

Una vida dedicada a la escena cultural

Publicidad

La única vez en la que Juan Diego Alzate hizo algo diferente al teatro, fue en su adolescencia cuando disfrutaba practicar artes marciales.

Jamás pensó que su vocación lo fuese a conducir a las artes escénicas. Así fue que estudió pintura, fotografía, y su primera carrera fue Diseño gráfico.

Juan Diego nació en Bogotá, se crio en la Costa Atlántica y vivió en Bucaramanga hasta que decidió venir a estudiar a Medellín.

Se graduó como Antropólogo de la Universidad de Antioquia y fue allí en donde empezó a configurarse como un líder de la escena cultural.

Publicidad

Juan Diego Alzate es desde 2019 programador de la agenda cultural de Comfama, lugar al que se puede creer que lo llevó el destino, pues con sus conocimientos en toda la oferta cultural de la ciudad y el departamento, quién más capacitado para liderar una propuesta que como casi todo durante la pandemia, se transformó a la virtualidad.

Junto a su hermano gemelo José Ricardo y a Olga, una argentina también apasionada por la cultura, decidieron llevar la labor del artista más allá y en 2017 sacaron al aire salallena.com, sitio web a través del cual se gestiona la venta de boletería del sector cultural independiente.

Ellos sabían y querían hacerle entender al público que los espectáculos no pueden ser todos gratis.

Es cuentero, actor de teatro y con esa pasión se remangó y comenzó a liderar, de principio a fin, festivales teatrales. Su primera sala de teatro fue en Manrique, recuerda.

“La cuentería fue la puerta de entrada. Trabajamos con salas de teatro, universidades, empresas y hasta el Metro”, relata con la elocuencia con la que habla un apasionado de su profesión.

Pasó por la Fiesta de las Artes Escénicas, el Arca de Noé y allí se enamoró de gestionar proyectos. “El aprendizaje nuestro fue ahí”, afirma. Y dice “nuestro” porque junto a su hermano gemelo, de 43 años, comparte el gusto por el arte, la pasión por la escena, la casa y a Ray, un Golden retriever antinarcótico, jubilado de una empresa de seguridad y que adoptaron hace cuatro meses, justo a tiempo para acompañarse en la cuarentena.

Ya no está en sala llena, pero su afecto por ese .com sigue intacto. Ahora espera cumplir un sueño, reveló Juan: “a mí me gusta mucho el cine, me encantaría poder contar historias desde lo audiovisual”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad