Una nueva red de acueducto incrementará la capacidad de abastecimiento de agua potable en el Valle de Aburrá

Publicidad

EPM inició la construcción del proyecto Machado-Volador, que busca ampliar la capacidad de abastecimiento de agua potable en los 10 municipios del Valle de Aburrá

Se trata de una nueva línea de transmisión del acueducto en el territorio que contribuirá al abastecimiento de agua para los próximos 50 años en Medellín, Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y Caldas, en el sur del Valle de Aburrá, y en Bello, Copacabana, Girardota y Barbosa, al norte de la subregión antioqueña.

Publicidad

Es una construcción subterránea de 10 kilómetros de red primaria de acueducto que permitirá a la empresa de servicios públicos mantener la prestación del servicio de acueducto con calidad, continuidad, cobertura y confiabilidad, explicó Jorge Andrés Carrillo Cardoso, gerente general de EPM.

Con este proyecto, el sistema de acueducto del Valle de Aburrá surtirá agua potable desde las plantas de potabilización La Ayurá y Manantiales, independientemente de las condiciones del embalse que las alimenta.  

Al terminar las obras en 2023, la nueva conducción entrará en funcionamiento y, con ello, EPM habrá concluido otro de los cinco proyectos que se ha propuesto para los próximos años, para aumentar el saneamiento del río Aburrá-Medellín y sus quebradas afluentes y, garantizar así, la seguridad hídrica en el Valle de Aburrá. 

Más del proyecto Machado-Volador

¿Por qué es necesario crear una nueva línea del acueducto?

De acuerdo con las proyecciones poblacionales, si la tasa de crecimiento continúa como hasta ahora, el área metropolitana del Valle de Aburrá podría albergar a más de 5.000.000 de habitantes en 2050, lo que exige desarrollar desde ahora una infraestructura suficiente para prestar servicios públicos de manera organizada, con calidad, continuidad, cobertura y confiabilidad, aún en temporada seca.

¿Qué constituirá la nueva línea de transmisión del acueducto en el territorio?

Con una tubería de 1.20 metros de diámetro, la nueva red de conducción, conocida como Machado-Volador, podrá transportar 4.000 litros de agua potable por segundo (equivalente a llenar una piscina olímpica en 15 minutos). 

El agua potable se llevará desde la Planta de Potabilización Manantiales, en el municipio de Bello en la autopista Medellín-Bogotá, hasta el Aula Ambiental a la altura del Puente de Barranquilla en Medellín, donde empalmará con las redes de acueducto que hoy son atendidas por la Planta de Potabilización La Ayurá. 

¿Qué obras se necesitarán?

La nueva conducción de acueducto será construida en cuatro intervenciones. Las obras se inician con los tramos 2, 3 y 4, que se extenderán por Medellín a lo largo del Playón de los Comuneros, urbanización La Playita, Las Brisas, Boyacá, Gratamira, Girardot, Castilla, La Unión, Francisco Antonio Zea, Terminal de Transporte del Norte, Caribe y la Universidad Nacional. El tramo 1 se hará en el municipio de Bello durante el primer trimestre de 2023, y cruzará la Zona Industrial No.6, La Orquídea- Calle Vieja, Zona Industrial No.7 y el barrio Acevedo.   

Una nueva red de acueducto incrementará la capacidad de abastecimiento de agua potable en el Valle de Aburrá

¿Cuáles son los otros proyectos para la seguridad hídrica del Aburrá?

EPM tiene cinco proyectos para garantizar la seguridad hídrica del Valle de Aburrá. Estos son:

  1. La expansión del circuito Yulimar-tercera salida de la Planta de Potabilización Manantiales.
  2. La modernización y ampliación de la Planta de Potabilización Manantiales.
  3. El proyecto de alcantarillado para aportar al saneamiento de la cuenca La Iguaná.
  4. El proyecto de eliminación de descargas de aguas residuales.
  5. El proyecto conducción Machado-Volador.
Publicidad
Publicidad