Turistiando por Medellín en bicicleta

Publicidad

Entre los afanes del día a día la ciudad siempre está ahí como una puesta en escena. Este recorrido te pone en la escena de otra forma y no solo por estar sobre dos ruedas.

La mía es negrita, nada sofisticada, la compré de segunda y es mi medio de transporte, principalmente, para ir un día a la semana a la oficina. Esta era mi primera vez en una eléctrica, tenía mucha curiosidad por probarlas, pero además, por ver qué es lo que tiene para ofrecer un tour en bicicleta por Medellín.

Le puede interesar: El Metro de Medellín conecta a los visitantes gracias a City Card, la tarjeta turística digital

Turibike, que es la empresa que se prestó para contar esta historia, lleva ya 3,5 años en el mercado. Sobrevivió a la pandemia apelando a la creatividad de sus socios, lo que se tradujo en tours virtuales y un recorrido para locales que explora la gastronomía local. Los extranjeros que “tienen afición por la bicicleta y que quieren tener una experiencia de ciudad más orgánica de lo que ofrece el turismo tradicional”, habían sido, hasta antes de la pandemia, el público objetivo de Turibike, como lo expresa Mauricio Gombal, creador y socio de este emprendimiento local. Con extranjeros fue que comenzó esta aventura para mí también. Una bonita familia de Nueva York accedió a tenerme en su recorrido para que yo pudiera contar esta bici-aventura.

“en Turibike nos enfocamos en ser consistentes y hacer cada día mejor aquello en lo que somos expertos: brindar experiencias de ciudad en bici eléctrica”

Publicidad

El punto de partida es un impactante coworking de El Poblado, ubicado cerca a la avenida Industriales, a la altura de la calle 17. Andrés, nuestro guía, dispuso todo lo necesario y nos dio una serie de recomendaciones de seguridad, que es, según explica Mauricio, una de las principales preocupaciones de Turibike. Para garantizarla, entre otras cosas, es importante que quienes se animen a hacer el tour tengan conocimientos básicos sobre cómo usar una bicicleta tradicional -los detalles del uso de la eléctrica se nos dieron como parte del procedimiento pre-arranque-.

Le puede interesar: El turismo de la ciudad en una tarjeta: Medellín City Card

Los tours son en bicicletas eléctricas debido a las múltiples vivencias de Mauricio en sus viajes. Turibike nació del deseo de hacer un emprendimiento que tuviera que ver con turismo y con movilidad sostenible, pero, principalmente, con la bicicleta. “Yo siempre que viajo a otras ciudades busco alquilar una bicicleta para recorrerlas” dice Mauricio. Que sean eléctricas es clave para llegar a más públicos. Si bien el recorrido es por áreas muy planas de la ciudad, el pedaleo asistido es una herramienta útil para hacer la experiencia más amigable para quienes no pedalean con frecuencia.

Turistiando por Medellín en bicicleta
La familia de neoyorkinos y yo estábamos felices: “¡Pasamos una chimba!” como diría nuestro guía, así que Turibike sumará comentarios positivos en Tripadvisor, donde está muy bien ranqueado. Foto: Turibike.

El integrante más joven de la familia de neoyorquinos a la que me uní tenía 10 años, y su estatura era apenas justa, así que, antes de comenzar, Andrés le entregó su bicicleta y ambos hicieron varias pruebas para asegurarse de que podía manejarla sin dificultad. Marco pasó y pudo hacer el recorrido sin sobresaltos. Me sorprendió gratamente la paciencia y carisma de Andrés, no solo en este episodio, sino durante todo el recorrido.

Hablemos de la ruta

Aproximadamente el 95 % es sobre ciclorruta, lo que lo hace más tranquilo. Comenzamos en la avenida Industriales hacia el norte. La primera parada está muy cerca. El MAMM sirve de excusa para evaluar cómo nos hemos sentido con las bicicletas y si hay algún ajuste por hacer, pero, además, es aquí donde el guía comienza a contar a Medellín. Un poco de su historia y las transformaciones que ha vivido los últimos años hacen parte del discurso. Seguimos hacia el norte. La siguiente parada es en el Distrito Creativo El Perpetuo Socorro. Allí conocimos un centro colaborativo para el desarrollo de marcas de café llamado La Fábrica. En esta experiencia, además de un exquisito café del barrio La Sierra, logramos una vista única de la maravillosa obra arquitectónica que es la iglesia del Perpetuo Socorro.

Le puede interesar: Medellín me enamora, la estrategia para impulsar el turismo local

El MAMM, la iglesia y varios otros de los espacios que visitamos me son familiares. Había recorrido esas ciclorrutas antes, pero la forma como el tour hila los lugares, con las rutas y las historias, sumado a la mente configurada en modo turista y a la libertad de movimiento que da la bici, me permitieron vivirlos de forma diferente y descubrir nueva belleza en Medellín y en los contrastes tan movedores de fibras que se ven en ella. La ciudad es un ente vivo, que muta y se transforma, y que va más allá de las cuadras que recorremos a diario entre la casa y el trabajo; sentir a Medellín desde un par de ruedas, te da otra perspectiva.

En este recorrido con Turibike aprendí cosas que no sabía de mi ciudad y conocí lugares que no sabía que existían. ¿Usted ya conoce Parques del Río? ¿Hace cuánto no se da una pasada por el estadio a ver otra cosa que no sea fútbol? ¿Ha probado los famosos jugos del estadio? ¿Conoce otros murales diferentes a los de La 10? Este también es un tour para locales.

Sobre Turibike

Turibike está rankeado en Tripadvisor como la actividad Nº4 de 240 actividades al aire libre en Medellín y recibió el premio Travellers’ Choice en 2020, el cual tiene en cuenta las opiniones de los usuarios. Estos logros del emprendimiento se deben a que, según Mauricio, su creador, “en Turibike nos enfocamos en ser consistentes y hacer cada día mejor aquello en lo que somos expertos: brindar experiencias de ciudad en bici eléctrica”.

Los chicos de Turibike no se quedan quietos: están trabajando en una alianza con Muverang, una empresa de alquiler de vehículos eléctricos, con el fin de ampliar su cobertura en Medellín y extenderla a otras ciudades de Colombia.

Para terminar, quise saber la opinión de Mauricio, quien se hace un promedio de 20 kms diarios en bicicleta eléctrica, sobre la situación de la movilidad sostenible en Medellín, a lo que respondió: “es una promesa”.

Otras experiencias amigables con el ambiente

Hablando de ver la ciudad desde otros puntos de vista, en Vivir en El Poblado nos topamos con MATT Tours, una experiencia también amigable con el ambiente, pero con otras particularidades: no es sobre dos, sino sobre tres ruedas; pone la perspectiva un poco más baja; genera oportunidades laborales para personas con discapacidad, ya que es una persona con movilidad reducida quien hace las veces de guía y le permite, a quien toma el tour, sumergirse “en una actividad de inclusión real” que impacta y sensibiliza.

Publicidad
Publicidad