5 precauciones ante la aparición de los síntomas de la viruela del mono

Publicidad

La viruela símica, monkeypox o viruela del mono, es una infección transmitida de primates y algunos roedores a humanos, según lo que se ha publicado en la literatura científica.

Más sobre la viruela del mono: Alerta por contagios de la viruela del mono pasa de moderada a alta, en Colombia

Aunque sus síntomas son similares a los de la viruela, estos se producen a menor escala, explicó Luis Daniel Bermúdez, director de Salud Integral de Seguros Sura Colombia.

Publicidad

La OMS publicó que la viruela del mono fue descubierta en África en 1958, cuando se generó un brote en monos utilizados para investigación, sin embargo, la infección en humanos se registró a partir de 1970.

Síntomas de la viruela del mono

De lo que se conoce, esta enfermedad tiene una duración de dos a cuatros semanas, y se divide en dos fases: 

  1. El período de invasión, que puede generar síntomas como fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, cansancio, dolor muscular y de espalda, además del aumento del tamaño de los ganglios linfáticos en el mentón, cuello e ingle. 
  2. La segunda fase es la erupción de la piel, es decir, un brote cutáneo que evoluciona secuencialmente de máculas (lesiones con una base plana) a pápulas (lesiones firmes ligeramente elevadas), vesículas (lesiones llenas de líquido claro), pústulas (lesiones llenas de líquido amarillento) y costras que se secan, se caen y que pueden generar sensación de rasquiña. 

Estas lesiones tienden a concentrarse más en la cara y las extremidades.

Lea: Vigilancia intensiva a la viruela del mono hace Colombia

Recomendaciones

Recientemente el Ministerio de Salud y Protección Social y el Instituto Nacional de Salud informaron que se han registrado 12 casos de viruela del mono en el país.

Y como no hay que bajar la guardia frente a esta nueva amenaza, unas recomendaciones que Seguros Sura dio a conocer.

  1. La principal recomendación es el aislamiento estricto en caso de contagio, además de evitar el contacto estrecho y directo con personas afectadas.
  2. También, se sugiere no tocar las lesiones cutáneas y no dar besos, abrazos o tener relaciones sexuales con personas infectadas. Adicionalmente, se aconseja no compartir objetos de uso personal como utensilios de comida o ropa.
  3. Es fundamental la higiene de manos constante con agua y jabón o alcohol, principalmente después de estar en contacto con un paciente enfermo.
  4. Es importante tomar medidas de precaución porque, aunque existe una vacuna para el virus, esta no se encuentra completamente disponible.
  5. Asimismo, las personas contagiadas deben permanecer aisladas en casa hasta la resolución del brote. En la gran mayoría de los pacientes, la infección es leve y no requiere hospitalización, pero pueden desarrollarse casos severos en poblaciones inmunosuprimidas, niños menores de 8 años, mujeres embarazadas o personas con condiciones exfoliativas de la piel.
Publicidad
Publicidad