Publicidad

Sara Jaramillo Klinkert: letras, clavos y canela

Publicidad

“Este negocio me ha permitido dedicarme a la escritura. Estoy cumpliendo todos mis sueños juntos”, dice Sara, orgullosa propietaria de la tienda Ábrete Sésamo.

Sara Jaramillo Klinkert, autora del libro Cómo maté a mi padre (publicado por Angosta Editores y Penguin Random House), nos recibe en su tienda de especias Ábrete Sésamo, en el barrio Manila. Y su conversación tiene el picante de la pimienta cayena, el sabor del garam masala y la complejidad del shawarma.


Mientras acomoda con esmero los frascos de eneldo y sal rosada del Himalaya, Sara evoca el momento en el que decidió renunciar a su trabajo en Caracol Noticias, y hacer la pausa necesaria de todo periodista que se cansa del agite y el estrés permanente: “Después de 4 años de voleo, con muchas vacaciones acumuladas, necesitaba irme para un sitio donde no me entrara la señal de celular. Y, de la mano de mi novio, con una mochila y tres mudas de ropa, me fui para la India”.

Allí saboreó la cultura gastronómica, visitó mercados ancestrales y asistió a clases de cocina. Al volver a Colombia, Sara ya tenía la idea de montar el negocio. Los amigos trataron de disuadirla: “Usted no sabe ni sumar”, le decían. Pero, contra todos los pronósticos, fundó una tienda exitosa que le permitió, meses más tarde, renunciar a su trabajo de corresponsal.

Publicidad


Y Ábrete Sésamo fue también la puerta de entrada a ese otro tesoro que Sara tenía escondido: la escritura. Con las estanterías surtidas de cúrcuma, comino y nuez moscada, se fue a España a cumplir sus sueños, en la Escuela de Escritores. El resultado de dos años de encierro en Madrid es el libro que narra con honestidad el dolor de su historia familiar: Cómo maté a mi padre.

“Lloré y sufrí cada palabra –dice-, pero, al final, me sirvió para superar un tema que tenía profundamente guardado”.

En 2021 leeremos su segunda novela, que será publicada también por Penguin Random House. Y esperaremos con ansias las letras que Sara cocinará a partir de febrero, cuando se vaya a disfrutar la beca de escritura creativa que se ganó en la Universidad de Iowa (IWP – International Writing Program). Un nuevo libro adobado con clavos y canela.

También le puede interesar:

Publicidad
Publicidad

Publicidad