Publicidad

“El rock en español hoy es internacional”: Santiago Auserón

Desde Radio Futura, Santiago Auserón es uno de los fundadores del rock en español. Hoy su identidad camina al lado del jazz en el Sexteto de Juan Perro. Estará en el Hay Festival.

Lleva dos semanas escuchando una recopilación de música que narra los orígenes del rock and roll. Y una semana ensayando con su grupo para los dos conciertos que dará en Colombia: uno en Medellín y el otro en Cartagena, ambos durante el Hay Festival.

A Santiago Auserón lo recordamos por el éxito Veneno en la piel, es el músico que está detrás del Sexteto de Juan Perro. Fue uno de los fundadores de Radio Futura, agrupación de rock en español que nació en 1979 en España y que fue uno de los referentes obligados de este género. Ha sido testigo de 40 años de música en español. Se presenta, y con él su legado, al lado de cinco músicos que han recorrido el mundo del jazz en su país. La cita es el viernes 31 de enero a las 8 p.m. en la Plazoleta del Mamm, con entrada gratuita.

Al hablar con usted es imposible no referirse a Radio Futura. Sin embargo, tambien ha hecho música como Santiago Auserón y como Juan Perro. ¿Cómo ha sido ese cambio, esa construcción de identidades?

Radio Futura fue un grupo que empezó como un acercamiento espontáneo y no profesional a la música en una época en la que toda la sociedad española estaba ávida de novedades sonoras. Tuvimos un éxito que cambió la dirección de nuestras vidas. En ese momento me estaba doctorando en filosofía. Iniciamos jugando en un local de ensayo para pasarlo bien y de pronto firmamos un contrato y aquello nos arrastró en una dirección imprevista, en un camino que nosotros no deseábamos, pretendíamos un camino de experimentación más artística.

Tuvimos un desencuentro con la primera discográfica de Radio Futura porque no aceptaba nuestros materiales. Entre 1980 y 1983 hicimos nuestro verdadero aprendizaje, ahí nos convertimos de verdad en un grupo de rock que hacía música poco más atrevida e innovadora y tratando de darles un contenido poético a las canciones. Después de esos años de dificultad, conseguimos conectar con las emisoras y eso nos dio una nueva popularidad. En 1983 salió La ley del desierto, la ley del mar y tuvo éxito, pero ya en otra dirección, nos hicimos autónomos y recuperamos el destino de nuestra música. De 1983 a 1992, Radio Futura hizo media docena de discos que tuvieron buena aceptación”.

¿Siente que el éxito los desbordó?

“Nos vimos convertidos en un negocio y, realmente, yo quería ir por otro camino: quería terminar mis estudios de filosofía, aprender más música, alejarme un poco de las exigencias del negocio. Disolvimos el grupo y yo empecé a viajar a Cuba, a recopilar materiales de la tradición del son cubano e inicié una investigación que acabaría siendo unas producciones que se llamaron Semillas del son”.

¿Cómo surgió Juan Perro?

Para 1993 irrumpí con un nuevo proyecto que llamé Juan Perro, buscando una nueva forma de convivir con el público, alejándome de lo comercial y tratando de innovar en el terreno de la canción popular española, pero con una máscara que me permitiera moverme con más libertad, adoptar una identidad un poco errática entre un juglar medieval español, un bluesman del delta del Misisipi y un sonero del oriente cubano. Me imaginaba que Juan Perro debía ser algo parecido, como un vagabundo musical.

Desde entonces Juan Perro me ha servido para crear una identidad nueva, una marca que siempre está en la búsqueda de los territorios de la canción popular contemporánea en lengua española. Porque no se trata solo de asimilar por un lado la herencia afroamericana que tiene el jazz, el blues y el rock, sino también la herencia afrolatina de Cuba y de toda Latinoamérica. Eso también me permite visitar las tradiciones musicales españolas desde una perspectiva internacional orientada hacia un nuevo mestizaje de lo hispano en un horizonte de creación, un horizonte poético musical que todavía tiene que alumbrar caminos desconocidos”.

En Radio Futura, crearon el rock latino, una fusión en la que había sonidos caribeños. En Juan Perro eso se repite.

“Desde el comienzo tuve la suerte de relacionarme con músicos de mucho nivel: rockeros, jazzeros, flamencos y soneros. He tenido la suerte de encontrar colaboradores a los que les atraía mi búsqueda. La banda actual, el Sexteto de Juan Perro, está integrada por algunos de los mejores jazzmen de España. Son de una generación que ya no es sectaria, conocen toda la tradición del jazz y se han acercado a otras músicas, respetan el rock, el pulso eléctrico, les gustan las nuevas músicas y les gusta investigar”.

Usted ha sido no solo testigo sino artífice de la historia del rock en español durante 40 años. ¿Cómo ve el futuro?

El rock de la península no puede vivir solo, aislado de sus músicas hermanas en América Latina. Existe un rock en español que hoy es una entidad internacional. Si tenemos que alcanzar algo mejor, tiene que ser en colaboración con músicos latinos en un horizonte creativo que dé solución al mestizaje de géneros. La música popular contemporánea en español está en un proceso de transformación que integra diferentes influjos históricos, de diversas etapas y que busca la manera de unirlos haciendo revivir la conciencia de las músicas autóctonas latinoamericanas. Me resulta muy interesante pensar que la canción eléctrica contemporánea que deriva del rock va a ser capaz en América Latina de despertar espíritus ancestrales y de configurar nuevos estilos, no solo de canción, sino de poesía y de pensamiento”.

¿Es la canción en español, además, un vehículo?

“Puede ser una herramienta útil para pensar el futuro y las nuevas formas de ciudadanía; esos problemas, tanto creativos y artísticos, como sociales y de convivencia que tenemos que resolver en España solo pueden ser resueltos en un espacio iberoamericano. Es mi sensación y mi esperanza, nos tenemos que plantear las cosas juntos, desde una perspectiva de hermandad y sin ninguna pretensión, más que aprender y compartir”.

¿Qué trae a Medellín?

Desde hace muchos años he querido conocer Colombia y a través de muchas amistades sé que hay una fuerte tradición cultural muy compleja y rica. El repertorio que estamos preparando tiene contenido latino, improvisación de jazz de vanguardia, pulso de rock, incluye el pasado de Radio Futura. Estamos preparando un repertorio muy dinámico”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad