Publicidad

¿Qué pasa después de elecciones?

Publicidad

Una vez terminados los escrutinios inicia un nuevo proceso que se extiende hasta el primero de enero, fecha en la que se realiza la posesión oficial de las nuevas autoridades locales.

Una vez se cierran las urnas y se conocen los resultados con los nombres de los mandatarios que iniciarán su periodo en el año 2020 comienza el proceso de empalme.

Para esa etapa cada una de las campañas ganadoras (en caso de alcaldía y gobernación) designa un equipo temático que se encargará de conocer los procesos que se adelantan en la entidad, para lo cual solicitan información a la administración que les permita realizar un corte de cuentas.

Paralelamente se acostumbra que los nuevos mandatarios vayan dando a conocer a la opinión pública los nombres de las personas que harán parte de su gabinete de gobierno, lo que va mostrando el talante y el enfoque que se le dará a la administración entrante.

El departamento de la Función Pública es la entidad del gobierno nacional que acompaña el proceso de empalme por medio de una guía metodológica, con el fin de que el proceso sea más efectivo. “Es un derecho ciudadano conocer cómo se entrega el municipio para que, de la mano con los nuevos mandatarios, la ciudadanía pueda participar en la formulación de los proyectos que afectarán sus intereses”, señaló el director de la Función Pública, Fernando Grillo.

Por Daniel Palacio Tamayo / [email protected]

Publicidad

Publicidad

Publicidad