¿Por qué hay que cuidar a los gatos negros en Halloween?

Publicidad

De los gatos negros dicen que dan mala suerte, son portadores de enfermedades o incluso que representan a las brujas.

La realidad es que los gaticos de color negro corren peligro al estar relacionados con ciertos estigmas o creencias religiosas y culturales como, por ejemplo, que corresponden al mal, las brujas y los demonios. 

Publicidad

En esta época de celebración de Halloween, docentes de la Universidad CES hablan sobre la importancia de proteger a los gatos negros.

No traen mala suerte

Para el docente de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES, Santiago Henao Villegas, los gatos negros, por el contrario de ser animales que traen mala suerte, tienen beneficios de salud.

¿Cómo cuáles? El hecho de que los gatos presentan menos posibilidades de contraer cáncer de piel, ya que son más resistentes a la luz solar por la cantidad de melanina (pigmento oscuro) que tienen en su pelaje, eso los hace unos afortunados para la medicina veterinaria.

El médico veterinario y también doctor en Bioética mencionó que cuando se da la mezcla de diferentes razas y se cruza la genética, los animales toman lo mejor de estos genes para beneficio de su salud. 

Precisamente, por lo anterior, es que las enfermedades de piel son menos comunes en los gatos negros.

“Empecemos a desmitificar la negativa visión del gato negro y reivindicar que son animales sociales y cariñosos como los blancos. La sociabilidad no está ligada al color del pelo sino a temas de crianza. Los estigmas que se tienen se relacionan a la cultura del cine y a la literatura en las que, por ejemplo, existen historias en las que los gatos negros son acompañantes de brujas”, aseguró el docente Henao Villegas.

Es importante destacar que el comportamiento de los felinos no está ligado a una condición fenotípica sino a condiciones de crianza, animales que nacieron en áreas silvestres y que tienen poca interacción con los humanos. Eso se llama reacciones agonísticas (de agresividad o de rechazo frente a una sensación de agresión para ellos). Así que, si un gato es agresivo, solo significa que se sienten amenazados y no depende de su color de pelaje.

No transmiten más enfermedades

Otro mito, es que los felinos de pelaje oscuro pueden transmitir mayor cantidad de enfermedades infecciosas al ser humano, lo cual carece de total validez pues no tiene fundamento lógico, advierte el docente Santiago Henao.

Por otro lado, para Mario Arenas Sepúlveda, docente del Departamento Humanidades de la Universidad CES, desde la llegada de la religión católica se comenzaron a asociar a los felinos con las mujeres a las que consideraban brujas, quienes “mantenían en compañía de un gato negro”, y desde esto también representaban la figura de satanás, una idea que persiste hasta la actualidad entre algunas personas.

Sin embargo, en algunas sociedades antiguas como la egipcia, a los gatos se les asociaba con la protección y eran usados en la agricultura para combatir plagas, en especial, las de los roedores en almacenes, bodegas, graneros donde las personas guardaban las cosechas. 

https://vivirenelpoblado.com/la-endogamia-en-las-mascotas/

Lea También: La endogamia en las mascotas

Desde este punto, los félidos comenzaron a acercarse más al hombre al igual que los perros y se estrechó el vínculo para ser ahora animales cariñosos y leales a los humanos.

“Los que tenemos gatos somos muy apegados a ellos porque son muy cariñosos a diferencia de lo que varias personas creen. No es cierto que sean esquivos, solo hay que ganarse su confianza y su lealtad”, aseguró Arenas Sepúlveda.

Así que, en esta celebración de Halloween la invitación es a proteger a los felinos. Principalmente a los gatos ferales, que son aquellos que no están domesticados pero que habitan la ciudad al igual que nosotros.

Publicidad
Publicidad