“Cantos que inundan el río” llega a las salas de cine

Publicidad

Cuando era niña, Oneida perdió una pierna: una serpiente se la comió y desde entonces, se quedó en las selvas de Bojayá, Chocó. Ahí aprendió una tradición: a cantarle a los muertos para acompañarlos en su viaje al Purgatorio. En el 2002, más de 100 personas fueron asesinadas mientras estaban en una iglesia, y en medio de los enfrentamientos entre los paramilitares y la guerrilla.

Luckas Perro, su director, dice que “nuestro documental instala su pregunta en los creadores y en la relación que su historia de vida tiene con sus formas de cantar. Queremos viajar en el cuerpo y en la historia de una compositora, y comprender desde la emotividad, la fuerza de su quehacer estético y su espíritu femenino”. 

Esta película que fue producida por Andrea Muñoz, tiene también, como propósito, recolectar fondos para la construcción de la Casa del Canto, en Pogue. “Se busca que el público que vea la producción sea un público activo, uno que sepa que puede contribuir y hacer algo para apoyar la causa de las personas que están viendo en pantalla”.

Publicidad


Más información sobre la programación en Medellín y en las salas: https://cantosalrio.com/donde-verla/

Publicidad
Publicidad