“El panorama de los bancos de sangre este año ha sido complicado”: Carlos Vallejo, director del Banco de Sangre del San Vicente Fundación

Publicidad

El sistema de salud en Antioquia está pasando por momentos difíciles. A la ya conocida ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos y la escasez de medicamentos para tratar el Covid-19, se le suma la dificultad para abastecer los bancos de sangre.  

Y es que la pandemia ha generado muchas dificultades a la hora de poner en acción las estrategias para que las personas donen sangre. Por eso hablamos con Carlos Vallejo, director del banco de sangre del Hospital San Vicente Fundación, para conocer los detalles de esta situación.  

¿Cómo ha afrontado el Banco de Sangre la incertidumbre de la pandemia?  

Los bancos de sangre funcionamos básicamente a expensas de la donación que se hace en las jornadas extramurales que realizamos tradicionalmente en las universidades, empresas y sitios públicos. Los primeros meses de la cuarentena nos afectaron mucho, cuando vimos la situación imparable. Como la gente estaba en sus casas, definimos una estrategia de ir con una unidad móvil a las unidades residenciales y captar la sangre con todas las medidas de bioseguridad.  

Publicidad

Sin embargo, una de nuestras fuentes para captar sangre se realiza con los acompañantes de los pacientes de los hospitales; pero al tener las restricciones de los visitantes, nos afectó de manera importante.  

Le puede interesar: Las 3 dimensiones de la curación

¿Ante la flexibilización del confinamiento, cómo ha sido el abastecimiento?  
 

Mejoró algo la situación. Sin embargo, empezamos a contactar a las empresas que tradicionalmente hemos ido; obviamente, por dos razones, no fue posible: por las estrictas medidas de bioseguridad no permitían el ingreso, o estaban colgados en producción, y querían desatrasarse. Por eso no fue posible hacer las campañas de donación de sangre en las empresas.  

Seguimos con las unidades residenciales, pero nos empezamos a encontrar que mucha gente estaba por fuera laborando. Aprevechamos los fines de semana para que la gente donara en sus casas.  

En los meses de junio, agosto y septiembre el desconfinamiento llevó a la activación de los hospitales y clínicas. Al disminuir la estancia de pacientes Covid en UCI, empezaron a llegar pacientes que estaban represados y que tenían otras patologías que requerían cantidades importantes de sangre, y ahí estuvimos en aprietos para cubrir estas necesidades.  

En octubre, con la tendencia en aumento de la pandemia que nos llevó a estar en alerta roja, se generó una serie de dificultades para la consecución de donantes. Con la medida de frenar algunas cirugías selectivas complejas que requerirían sangre, podemos estar en una situación relativamente estable. Sin embargo, el panorama de los bancos de sangre este año ha sido bastante complicado.  

Hospital San Vicente Fundación
Hospital San Vicente Fundación

Le puede interesar: Con la renovación del colector La Volcana se quiere resolver problemas de olores e inundaciones en El Poblado

¿Qué grupos sanguíneos son los que más se requieren en estos momentos? 

Podríamos decir que todos, pero si uno hace una puntualización, digamos que el grupo O+, porque alrededor del 55 % de la población antioqueña lo tenemos. Eso lleva a que una de cada dos personas requiera este tipo de sangre; entonces, a pesar de ser más frecuente, también es el que más se gasta. Este es un grupo permanentemente socorrido y demandado. El O- se estima que entre 8 % y el 10% de la población antioqueña lo tiene, y se utiliza para situaciones de emergencia, pues si llega un paciente del que no se conoce el grupo sanguíneo, se puede utilizar. Es un grupo que se necesita bastante.  

Durante la pandemia, el grupo A+ no nos ha generado dificultades, pero en la actualidad sí. Entonces, como puede ver, necesitamos todos los grupos sanguíneos, pero podríamos decir que principalmente estos tres grupos son los más requeridos. 

¿Una persona que tuvo Covid-19 puede donar sangre?  

Sí, puede donar sangre, una vez esté recuperado. Lo puede hacer después de 28 días sin ningún problema. Se estima que una persona que haya tenido COVID-19, después de 14 días ya no debería transmitir la infección; por eso se da un margen de 28 días. 

¿Cómo es el proceso para donar sangre en estos momentos?  

Hay dos cosas que son importantes: primero, para esta época y en situación de pandemia, es supremamente importante tener en cuenta el estado de salud en el que esté la persona; si tiene dudas y ha estado en contacto con alguna con COVID-19, es mejor que se abstenga de salir. Entonces es mejor evitar acercarse para venir a donar sangre. Si la persona se siente en buenas condiciones de salud, lo puede hacer en la sede del Banco de Sangre del Hospital San Vicente Fundación, en el horario de 7 de la mañana a 5 de la tarde, de lunes a viernes. Los requisitos son muy sencillos: no tener un ayuno de más de 3 horas, estar en buen estado de salud, tener un peso mayor de 50 kilos, no haberse realizado tatuajes, acupuntura o piercing en el último año, y no haber cambiado de pareja sexual en los últimos seis meses.  

Hemos adoptado todas las medidas de protección y bioseguridad que la situación lo amerita. Donar sangre no es un procedimiento que genere riesgo a la persona, y la idea es tener una protección tanto para los donantes como para el personal que los atiende. 

Para resolver inquietudes detalladas, se pueden comunicar al número 516 7459 del Banco de Sangre del Hospital San Vicente Fundación.  

Publicidad
Publicidad