No meterse a piscina ni usar zonas comunes de las unidades, el consejo médico para contener el COVID-19

Publicidad

A la redacción de Vivir en El Poblado han llegado quejas, acompañadas de fotografías, en las que residentes de urbanizaciones evidencian cómo algunos vecinos pese a la crisis sanitaria que vive la ciudad mantienen prácticas propias de vacaciones como ir a piscina, tomar el sol o utilizar zonas comunes y gimnasios, desatendiendo las recomendaciones de las autoridades de salud de aplicar el aislamiento social para evitar la propagación del virus COVID-19.

El médico infectólogo de la Clínica Medellín, Miguel Pinzón, aseguró que estas prácticas no son recomendables y recalcó la necesidad del aislamiento social para evitar la posibilidad de contagio mediante la transmisión por fluidos, como el sudor, la flema, la saliva, la orina, la sangre; la transmisión por contacto, ya que el virus puede permanecer en una superficie hasta por nueve horas; incluso hay probabilidades de que el COVID-19 se mantenga en el ambiente hasta por tres horas.

Foto cortesía

“Cada urbanización debe implementar su plan de acción y socializarlo”

Publicidad

Alfonso Álvarez, director de Asurbe, la Asociación de Propietarios, Arrendatarios y. Administradores de Propiedad Horizontal, indicó que si bien la recomendación es que los residentes no salgan de sus apartamentos, cada urbanización debe establecer protocolos del uso de estas zonas comunes, ya que el decreto de la cuarentena no establece normas específicas en cuanto a la circulación de las personas por las zonas comunes de las unidades residenciales

“Cada copropiedad debe implementar un plan de acción y socializarlo, pero la clave es la responsabilidad y el compromiso de cada persona para minimizar los riesgos”, sostiene Álvarez.

Publicidad
Publicidad