Verona: el mall del ruido

Publicidad

Nuevamente los vecinos del Mall Verona lanzan un grito desesperado. ¿Por qué las autoridades no resuelven el problema del ruido en esta zona residencial? 

Siete de la noche, martes, y los cientos de habitantes de la loma de Las Santas, en El Poblado, acaban de terminar su jornada laboral o de estudio, y esperan que esta noche puedan descansar. Pero en el Mall Verona, en la transversal Inferior con la calle 7b, la música ya está sonando a todo taco

La mayoría de las mesas están vacías, pero tres de los locales compiten por atraer a los rumberos: en uno de ellos suena el reguetón y en otro le apuestan a la salsa; pero el tercero les gana a todos con el vallenato, porque sus parlantes están ubicados en dos postes de la plazoleta central. 

Publicidad

Los habitantes de la loma de Las Santas se preguntan diariamente por qué les ha caído la maldición del mal vecino, y cuál es la razón por la que las autoridades no hacen cumplir el Código de Policía en esta zona. Así nos lo cuenta el administrador de uno de las urbanizaciones aledañas al mall, quien asegura que ha radicado varias denuncias en la inspección de Policía de El Poblado: “¿Qué es lo que pasa en Verona? ¿Por qué no funciona la autoridad como sí ha funcionado en otros malls, como el del Este, que sellaron los locales que no cumplían con la normatividad? ¿Por qué en otros lugares la secretaría de Salud sí ha hecho medición de decibeles para controlar?”.

Denuncias que se suman a las de otras urbanizaciones, como lo confirma otra administradora: “No aguantamos más. El mall Verona nació como un establecimiento de baja mixtura, como lo establece el POT. Al principio era un lugar con vocación familiar, pero ahora es un sitio con locales de rumba. Y, lo peor, locales que no cumplen con la norma, que es cerrar a las 12 de la noche”.

Un intento frustrado

El problema de ruido en el Mall Verona no es nuevo, sino una queja recurrente que no ha sido atendida por las autoridades competentes.  El 12 de febrero de 2021, La inspección de Policía citó a la comunidad a una reunión en la que participaron delegados de casi todas las urbanizaciones aledañas, y representantes de las secretarías de Movilidad, Gobierno y Salud; la Junta Administradora Local, la administración del Mall Verona y la Policía Nacional.  

Mall Verona en El Poblado: el mall del ruido

¿Qué pasó después de este encuentro, en el que todas las autoridades presentes se comprometieron a resolver el problema?

“Siempre que se hacen las reuniones, hay calma de 20 días o un mes. Pero al siguiente partido de fútbol, vuelve a descuadrarse todo”, dice un administrador de una urbanización cercana. Así lo confirma también un residente de la urbanización Verona, aledaña al mall, quien prefirió mantener en reserva su nombre: “La reunión, en mi opinión, no sirvió un carajo. Los hechos actuales lo prueban”. 

¿Y cuál es la posición de la administración?

Se trata de una entidad que llegó hace apenas unos meses, y está buscando con los copropietarios alternativas de solución al problema. “Hicimos recientemente una reunión con ellos -afirma el vocero de la administración-, siempre pensando en una solución colegiada”. El tema será tratado en la asamblea de copropietarios, que se realizará próximamente. 

Es lo que esperan los vecinos de la loma de Las Santas, como Sebastián Ortiz, quien califica de “tortura” la situación que están viviendo.  “La fiesta comienza desde los miércoles en la noche y termina los lunes en la madrugada (…). No estamos pidiendo que les cierren los locales ni nada por el estilo, solo les pedimos un poco de empatía con los vecinos que solo queremos descansar en las horas de la noche”. 

Empatía, es decir, ponerse en la situación de los demás. Un llamado desesperado a las autoridades competentes, pero también a los dueños de los locales que no han entendido su responsabilidad con la comunidad.  

¿Y la Alcaldía, qué?

El Código Nacional de Policía, Ley 1801 de 2016, establece que en zonas residenciales el máximo de decibeles permitidos es de 45 en la noche, y de 65 en el día. Por otro lado, el horario reglamentario para los establecimientos de entretenimiento de baja mixtura en Medellín es, máximo, hasta las 12 de la noche. ¿Por qué en el mall Verona no se están haciendo respetar estas normas?

Vivir en El Poblado consultó la opinión de los funcionarios de la subsecretaría de Gobierno Local y Convivencia de la secretaría de Gobierno, dependencia encargada de hacer cumplir la Resolución 627 de 2006, pero no fue posible recibir una respuesta específica con respecto al caso del Mall Verona. Según la información enviada por esta dependencia, en el marco de la estrategia Convive La Noche, con el apoyo de la Policía Metropolitana y las inspecciones de El Poblado, se han ejecutado, entre junio y lo que ha corrido del mes de febrero, 259 “mediciones pedagógicas”, 55 “brigadas pedagógicas” y 674 “visitas de seguimiento a establecimientos”. Con esta estrategia, informa la Alcaldía, “se han priorizado los corredores comerciales de la comuna 14 (El Poblado), 11, 5 y 3”.

Publicidad
Publicidad