Los envigadeños tienen ahora más capacidad hospitalaria

Publicidad

En pleno corazón de Envigado funciona ya la sede sur de la Clínica Las Américas. Una infraestructura moderna, cercana y amable.

Después de tres años de construcción, con no pocas dificultades -incluida la pandemia-, los envigadeños recibieron la nueva Clínica Las Américas, que llegó en marzo a reforzar la capacidad hospitalaria del sur del Valle de Aburrá.

Ubicada sobre la avenida El Poblado, al frente de la Casa Museo Otraparte, la sede sur de la Clínica Las Américas es una infraestructura de 11 pisos con capacidad tecnológica de última generación para atender todos los servicios de urgencias, cirugías y hospitalización, además de consulta externa especializada, laboratorio clínico y centro de diagnóstico con cualquier estudio imagenológico.

Le puede interesar: Merecidos aplausos para el sector salud

Publicidad

Pero es también un ejemplo de lo que debe ser hoy un centro de atención en salud: espacios generosos y modernos, habitaciones confortables para la hospitalización, y atención basada en una gran calidad humana. Un nuevo paradigma, según lo confirma el doctor Juan Carlos Vergara, subdirector médico de la Clínica Las Américas sede sur: “Aquí lo que nosotros esperamos es que las personas disminuyan la angustia propia que genera una situación de salud. Son espacios pensados desde el punto de vista de la comodidad; las clínicas y hospitales no tienen por qué ser fríos, toscos, tienen que ser agradables”.

11

pisos tiene la nueva Clínica Las Américas, en Envigado.

450

empleos formales generó la apertura de la Clínica Las Américas, sede sur.

La clínica llegó a la comunidad del sur del Valle de Aburrá en el momento en que se ponía a prueba toda la infraestructura de salud del país por la pandemia del Covid19. Y aunque esta crisis sanitaria no influyó en el diseño de la infraestructura, como lo confirma el doctor Juan Carlos Vergara, sí permitió valorar una apuesta que la organización ya había hecho en su otra sede, la del sector de Belén: “Nosotros, desde hace varios años, decidimos montar un piso que se llama UPM, unidad de protección microbiológica. Se trata de unas 12 habitaciones que tienen exclusa para hacer un aislamiento real de la parte de aéreos, con capacidad para renovar cada cierto tiempo el aire de la habitación, lo que disminuye el riesgo de infecciones”.

Según la Gobernación de Antioquia, en el departamento las cifras del COVID son alentadoras: la positividad ha pasado del 26 % y al 13 %; y de 380 casos positivos cada día, y hoy estamos en 138.

El diseño incorporó ambientes y sistemas que permite garantizar un adecuado flujo de los procesos y evitar la contaminación cruzada, con ambientes y sistemas que mantienen durante la operación las condiciones de seguridad.

Lea: Nuevos espacios para la inclusión y accesibilidad en el Hospital Manuel Uribe Ángel, de Envigado


Y a tono con el compromiso mundial frente al planeta, en el diseño y la construcción de la clínica se tuvieron en cuenta los parámetros que exige una infraestructura sostenible: desde el diseño de las redes eléctricas, la eficiencia en la generación y el consumo de aire acondicionado, hasta los sistemas de calentamiento de agua a través de paneles solares. Gracias al cumplimiento de estos requisitos, la organización tiene en trámite la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design). Un edificio imponente, amigable por dentro y por fuera.

Auna, la empresa detrás de Las Américas

La sede sur de la Clínica Las Américas pertenece a Auna, una red peruana de servicios de salud y de aseguramiento, con más de 6 mil colaboradores en Perú y Colombia. A esta nueva sede se suma la tradicional clínica Las Américas del sector de Belén, los laboratorios ubicados en la misma zona, el Instituto de Cancerología, los centros médicos y la clínica Portoazul (en Barranquilla).

Publicidad
Publicidad