SMP: “La BPP merece una dirección científica y técnica”

Publicidad

Frente a la reciente decisión de la alcaldía de Medellín de nombrar como director de la Biblioteca Pública Piloto a una persona que no cuenta con las competencias requeridas, la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín hace un llamado a respetar los acuerdos mínimos sobre la gestión cultural de la ciudad. 

Vivir en El Poblado comparte con sus lectores este importante pronunciamiento de la Sociedad de Mejoras Públicas, firmado por su presidente, Fernando Ojalvo:

La Biblioteca Pública Piloto – BPP- es uno de los activos culturales más importantes de la ciudad de Medellín y una de las bibliotecas más relevantes de Latinoamérica. Su historia se remonta al año 1952, fecha en la cual fue fundada gracias al apoyo de la UNESCO en su sexta Conferencia Internacional, y en el marco de una iniciativa de la ONU que, a través del establecimiento de un sistema de bibliotecas públicas gratuitas en países en desarrollo, se propuso masificar la educación y luchar contra el analfabetismo; así lo hizo también con la creación de dos bibliotecas pares, una en Nueva Delhi, India, y posteriormente una más en Enugu, Nigeria. 

La Piloto, como cariñosamente se le llama, no es una biblioteca cualquiera, es hoy cabeza de la democratización de la cultura, con la creación de toda una red de bibliotecas a lo largo de la ciudad, con una misión cultural y educativa de talla mundial, condición que la hace merecedora de un trato especialmente respetuoso. A ello, se agrega el aporte de la Piloto a la creación de la Escuela Interamericana de Bibliotecología, para formar a los Bibliotecarios. Desde entonces han caminado juntos la Escuela y la Biblioteca. 

Publicidad

Desde su surgimiento y a lo largo de su historia, la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín tuvo el privilegio de acompañar el proceso de consolidación de la BPP. Fue gracias a las gestiones de nuestro antiguo miembro José Manuel Mora Vásquez, quien, siendo embajador de Colombia en París y delegado permanente ante la UNESCO, logró la única Biblioteca para el continente americano, y ofreció, en unión de José Ramírez Johns, a nuestro Palacio de Bellas Artes como sede de sus actividades, hasta su traslado a las instalaciones que hoy ocupa en Otrabanda. 

Por nuestra condición de institución interesada en el desarrollo cultural, pero especialmente, por nuestra historia común con la Piloto, sentimos la responsabilidad de manifestar nuestra inconformidad con la designación del nuevo Director de la Biblioteca, el señor Ángel Ovidio González, a quien se le asignó la responsabilidad de administrar una de las bibliotecas más importantes del país y de Latinoamérica, sin contar con las competencias requeridas en el sector bibliotecario, cultural y educativo, lo cual resulta grave, teniendo en cuenta que la gestión de una biblioteca no es igual a la de cualquier otra entidad, pretender lo contrario sería un acto bien de desconocimiento o de perfidia. 

En todo sistema democrático deben existir acuerdos sobre lo fundamental, siendo uno de ellos, el respeto a los procesos culturales de nuestra ciudad, en este caso, la máxima consideración al carácter técnico que ha sido emblema de la BPP, porque la Biblioteca más importante de nuestra ciudad merece una dirección científica y técnica que le permita seguir contribuyendo con nuestra educación y cultura, al igual que afrontar los retos que el futuro plantea en beneficio de nuestras comunidades. 

Fernando Ojalvo
Presidente Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín

Publicidad
Publicidad