Publicidad

Encomiendas: el nuevo rollo para las estafas

Publicidad

El Gaula ya tiene conocimiento de esta modalidad de extorsión. La delincuencia suplanta perfiles y a funcionarios, y las víctimas caen.

“Oiga, hermano, ¿entonces a dónde le giro la plata?”, le preguntó Luis Miguel Rojas a Jhonnathan López, quien no entendía de qué se trataba. “Pues la plata para lo del envío”, le insistió su amigo. López, radicado en Italia hace cuatro meses, se extrañó por la pregunta. No sabía de qué le estaba hablando.

165 es la línea del Gaula para denunciar hechos de este tipo. Atiende las 24 horas.

Al conversar más con Rojas, supo que este había recibido por Facebook un mensaje en el que supuestamente Jhonnathan estaba pidiendo ayudas en dinero por una encomienda. Se trataba de un perfil falso, creado con su nombre. “Yo nunca pido dinero a nadie. Mis amigos sospecharon que no era yo y me avisaron de inmediato que algo raro ocurría”, cuenta Jhonnathan. Del perfil falso les habían enviado una foto de la caja de la encomienda y una factura del operador de carga. El pedido fueron 1.450.000 pesos para impuestos.

Vivir en El Poblado supo de otros dos casos similares, difundidos en chats de Whatsapp.

Así operan

Publicidad

El comandante del Gaula Metropolitano, mayor Óscar Fernando Mejía, confirmó las denuncias de los ciudadanos.

Explicó que los delincuentes realizan un trabajo previo de verificación de información en redes sociales para detectar familiares y conocidos radicados en el exterior, a quienes suplantan en sus perfiles.

Luego de algunas conversaciones que entablan para ganarse la confianza de la víctima, le echan el cuento de una supuesta encomienda que tienen que enviar desde el exterior. Le piden el favor de pagarla y se comprometen a que luego cancelarán el dinero.

“Cuando la encomienda supuestamente ya está en el país, un delincuente que se hace pasar por un trabajador de la empresa que presta el servicio reporta que el envío tiene un sobrepeso y que hay que pagar un impuesto. Después de esto, hay otra llamada, esta vez de alguien que suplanta la autoridad de aduanas, y que asegura que la encomienda contiene un dinero que excede lo permitido para ingresar al país. Para evitar la judicialización, añade el delincuente, hay que cancelar un monto”, explicó el comandante Mejía.

El funcionario pidió a la ciudadanía estar atenta contra estas estafas y tener cuidado con la información que comparte por redes sociales.

 

Por: Sebastián Aguirre Eastman / sebastian.aguirre@vivirenelpoblado.com

Publicidad

Publicidad

Publicidad