Publicidad

En servicios de salud de Medellín, la espera en urgencias es hasta de tres días

Hallazgos de funcionarios del Observatorio del derecho fundamental a la salud, de la Personería de Medellín, pudieron establecer el nivel de acceso que tienen los pacientes a la red de urgencias pública y privada en la ciudad.

El balance de un recorrido realizado el fin de semana anterior, en palabras de William Yeffer Vivas, personero de Medellín, es que “están a reventar”, tanto en centros de salud de mediana como de alta complejidad.

“Usuarios completan hasta tres días en urgencias, incluso en condiciones no aptas, cuando lo ideal sería que se les brindara la atención necesaria máximo 12 horas”: Personero de Medellín


La razón, según establecieron en el terreno, es el aumento significativo en las consultas por enfermedades de base o enfermedades crónicas. Estas, por orden del Gobierno nacional, fueron interrumpidas en los meses más críticos de la COVID-19 en el país para darle prioridad a la pandemia.

De acuerdo con las indicaciones del Gobierno nacional, los pacientes no afectados por la COVID-19 tendrían acceso a teleconsultas, no obstante, según manifestó Jilmar Rentería, coordinador del Observatorio del derecho fundamental a la salud en Medellín, “la gente no se siente totalmente a gusto con la teleconsulta, no es lo mismo una llamada que el contacto médico – paciente, para que haya un diagnóstico más certero”.

“Los miembros de la misión médica están agotados, desgastados, con sobrecarga laboral. Han tenido que cumplir con extensas jornadas, que en algunos casos han superado las 24 horas seguidas”: Personero de Medellín

El efecto, hoy hecho público por la Personería, es que “la ocupación de los servicios de urgencias alcanza el cien por ciento, incluso en algunos de los hospitales que visitamos, se supera esa cifra”, dijo el personero Vivas.

La rotación que se está dando entre urgencias y las habitaciones de piso “es poca o nula”, añadió.

También le puede interesar:

Publicidad

Publicidad