Publicidad

En San Antonio de Pereira no cumplieron protocolos a cielo abierto

Este fin de semana anterior “no se cumplieron protocolos en algunos establecimientos” y en consecuencia, dijo el alcalde de Rionegro, Rodrigo Hernández, “no se habilitará la vía pública” para la instalación de mesas de restaurantes y bares en San Antonio de Pereira.

Con esa decisión queda suspendida la aplicación del plan denominado Juntos a cielo abierto, que pretendía apoyar la reactivación económica en la localidad. El requisito fijado por la Alcaldía era operar en condiciones de seguridad frente a la pandemia por COVID-19, pero por lo hallado por las autoridades en materia de comportamiento entre el viernes 4 y el domingo 6 de septiembre, la medida por ahora no tendrá continuidad.

“Queremos reactivar la economía, pero con la protección de la salud y la vida”, insistió el alcalde Hernández.

El fin de semana pasado los negocios tuvieron autorización para habilitar mesas y servicio en el espacio público en horarios limitados en la carrera 55B entre las calles 21 y 24.

Hernández no ofreció detalles sobre cuáles conductas fueron contrarias a lo pactado con los comerciantes, pero sí dijo que el fin de semana que inicia el 11 de septiembre los establecimientos podrán operar de puertas hacia adentro, con protocolos de bioseguridad y al 30 % de su capacidad.

“Verificados los requerimientos podemos retomar los planes. Si tampoco cumplen, procederemos a ordenar el cierre”, añadió.

También le puede interesar:

Publicidad

Publicidad

Publicidad