El Escobero cuenta ya con una nueva planta de tratamiento de aguas residuales

Publicidad

EPM inauguró una nueva planta de tratamiento de aguas residuales en los límites de Envigado y el Valle de San Nicolás. Un importante aporte a la calidad del agua del embalse La Fe.

Una importante obra de saneamiento ambiental fue inaugurada el 4 de marzo en los límites del municipio de Envigado y el Valle de San Nicolás: la planta compacta de aguas residuales -PTAR- El Escobero, en su fase inicial.

Con una inversión cercana a los $1.700 millones, la empresa EPM puso en funcionamiento esta planta de tratamiento, que significa un importante aporte a la calidad del agua del embalse La Fe, ya que con esta nueva infraestructura se atienden especialmente los vertimientos de aguas residuales que puedan afectar las fuentes hídricas.

Le puede interesar: La Institución Universitaria de Envigado renueva su infraestructura

Publicidad

Según informó la Gerente General (e) de EPM, Mónica Ruiz Arbeláez, durante la entrega de la obra, la planta compacta hace parte del proyecto de saneamiento de Alto Palmas, en el municipio de Envigado.

“El propósito -afirmó- es recoger, transportar y tratar las aguas residuales para dar un manejo integral al recurso hídrico en el Valle de San Nicolás, en ese compromiso de nuestra Organización con el cuidado del ambiente, el desarrollo de los territorios y el bienestar de la comunidad”.

Teniendo en cuenta el crecimiento en esta zona, que es uno de los polos de desarrollo habitacional y de dinamismo económico en el Oriente antioqueño, EPM tomó la decisión de construir previamente una planta compacta con una capacidad de tratamiento de 2,5 litros de agua por segundo (l/s), con posibilidad de ampliar a 5 litros por segundo (l/s).

Con ello, cuando el número de clientes crezca se construirá la planta definitiva.

Le puede interesar: $13.000 millones se ahorran con reanudación de obras del tramo 2B de Metroplús

A futuro, se tiene prevista la construcción de una planta con una capacidad inicial de 25 l/s, con posibilidad de ampliarse de acuerdo con el comportamiento de expansión y vinculación de clientes de alcantarillado en el sector.

Aporte de TICSA, filial mexicana de EPM

Para poner en funcionamiento esta PTAR compacta, EPM construyó desde 2019, en el marco del proyecto Valle San Nicolás, 2,4 kilómetros de colectores para transportar las aguas residuales de las áreas de Corinto, Alto Palmas, Paraíso 1 y Paraíso 2, hasta la planta compacta. A partir de este año se irán conectando a los colectores las aguas residuales de los barrios Palmas, Paraíso 3, la Institución Educativa Las Palmas y el Centro de Rehabilitación Brújula.

EPM avanza en la gestión para que las diferentes unidades residenciales y centros comerciales de la zona se conecten a la infraestructura de saneamiento.

Esta planta compacta, diseñada y construida por TICSA, filial mexicana del Grupo EPM, se configuró para trabajar con aguas residuales domésticas.

Le puede interesar: ¿Cambio del Sisbén IV afectará entrega de subsidio de Ingreso Solidario de marzo?

Así se cumple con los requerimientos de los prestadores de servicios para el sector domiciliario en Colombia, o como soluciones particulares con adaptaciones del caudal para la descarga directa.

La ventaja de este tipo de plantas, según informó EPM, es que se configura como un tratamiento avanzado, sencillo y compacto; además, es de fácil transporte y montaje, de fácil operación, no se usan aditivos ni floculantes, y pueden ser trasladadas a otros sitios, de manera que pueden cumplir la función de tratamiento de agua para sectores con bajos caudales, por su etapa inicial de desarrollo.

¿Cómo funciona la planta de tratamiento de aguas residuales?

El sistema de tratamiento que se implementa en la PTAR de El Escobero funciona bajo los principios de tratamiento biológico para la reducción de la carga orgánica y de nutrientes, mediante la tecnología de lodos activados.

En la planta El Escobero se hace el cribado grueso, bombeo de agua cruda, cribado fino, desarenado, clarificador secundario, extracción y almacenamiento de lodo, desinfección mediante radiación UV y un sistema de control de olores.

Publicidad
Publicidad