El Metro, ese lugar que piensa en todas las personas

Publicidad

Desde hace 25 años, el Metro trabaja para mejorar la vida de sus usuarios. Con la campaña “Tu historia nos mueve a seguir creciendo juntos” busca mostrar su razón de ser: los usuarios.

Siempre se trata de algo más que un viaje: la posibilidad de llegar a un destino con más facilidad, ver personas cercanas, ganar tiempo, estar cerca de aquello que nos interesa y emociona. Se calcula que el sistema Metro transporta a aproximadamente 800 mil personas diariamente. Con la intención de dar a conocer sus relatos nació “Tu historia nos mueve a seguir creciendo juntos”. Las respuestas son variadas: para algunos, es un llamado a la sensibilidad, una invitación a pensar en los demás. O simplemente fijar la atención en lo esencial, poner a las personas en el centro de las acciones y decisiones.

Le puede interesar: El Metro de Medellín confirmó la adjudicación del contrato del Metro de la 80

“ El Metro le ha regalado tiempo a la ciudad en sus desplazamientos y ha dignificado la vida. También ha servido como generador de desarrollo de las comunidades”. Mauricio Vélez, integrante de junta directiva del Metro de Medellín.

1. Isabella Atehortua: viajar para ver a su abuela

Isabella Atehortua: viajar para ver a su abuela
Isabella Atehortua

Aunque Isabella y su abuela viven en lugares opuestos de Medellín, esto no es un obstáculo para verse; el Metro les permite encontrarse y estar cerca. Sus viajes continuos en los vagones la han llevado a pensar lo que significa este sistema de transporte para la ciudad: “Del Metro me gusta absolutamente todo y lo considero organizado. Lo más bonito es que nos unió como paisas y creó una cultura que honramos y respetamos, y pasa de generación en generación”. Mientras cuenta su historia cuenta un sueño suyo: “Que el Metro de Medellín sea el medio de transporte de todas las personas en la ciudad y sus visitantes”. Le gustaría que las personas viajen en él y dejen sus automóviles y motos, para que disminuya la congestión vial y sea posible cuidar la naturaleza. Está convencida de que un síntoma verdadero del desarrollo local es cuando las personas con mayor capacidad económica usan el transporte público: “Eso significa que hay desarrollo y estamos muy cerca de lograr esto”, concluye Isabella.

2. Juan Pablo Mayo: “El Metro es como una persona más”

2 Juan Pablo Mayo: “El Metro es como una persona más”
Juan Pablo Mayo
Publicidad

Juan Pablo Mayo viaja todos los días en El Metro con Kiara, una perra labrador que lo acompaña con tranquilidad en sus recorridos. El hecho de moverse con un animal, de forma continua, no ha sido un problema en este sistema de transporte, antes todo lo contrario: una oportunidad. “Viajamos juntos desde hace 4 años y hasta el momento ha sido una experiencia muy gratificante. Nunca he tenido ningún tipo de inconveniente con nadie del sistema Metro ni con los usuarios”. Para que quede claro la importancia que tiene El Metro en su vida dice que les ayuda a moverse juntos, en aproximadamente el 95 por ciento de sus recorridos, para “hacer vueltas o salir a entrenar”. Su importancia es tanta que al pensar en su experiencia de viaje hace una comparación importante: “El Metro se ha convertido en una persona más, en algo más que nosotros”.

3. Marta Helena Martínez: un cambio que empezó hace 21 años

Marta Helena Martínez: un cambio que empezó hace 21 años
Marta Helena Martínez

Esta auxiliar y operadora de estación llegó al Metro hace casi dos décadas y desde entonces su vida cambió sin retorno. Cuenta que estar ahí ha sido más que cumplir un trabajo con el propósito de satisfacer necesidades básicas: “Me ha permitido soñar, construir y materializar todos los sueños que he tenido. También me ha ayudado a crecer como persona, en el ámbito profesional y académico”, cuenta. Le gusta trabajar en este lugar por la “apertura mental” que inspira y la posibilidad de “ver el mundo de una forma distinta”. Además de lo anterior, se siente feliz de estar aquí porque le gusta la inclusión: “Aquí caben todos”, explica. Agrega sentirse bien de hacer parte de un sistema de transporte que “ha conectado personas y transformado a personas de todos los territorios”. Ser parte de un sistema de transporte que piensa en las personas y busca unir esfuerzos y talentos personales, para el bien de todos es un hecho que le da alegría todos los días y la invita a dar lo mejor.

Publicidad
Publicidad