Así se hace la disposición final de los cadáveres en hospitales de Medellín durante la pandemia

Publicidad

Medellín registra una de las tasas de letalidad por COVID-19 más bajas entre las ciudades principales de Colombia, con un 0,53 % de los casos oficiales, que representan siete fallecidos sobre 1.319 contagios confirmados hasta el miércoles 24 de junio.

Con este panorama bajo control, la Secretaría de Salud de Medellín mantiene activo un plan que brinda orientaciones para el manejo, el traslado y la disposición final de cadáveres por COVID-19, teniendo en cuenta que todos los fallecidos por esta enfermedad deben ser cremados por norma de las autoridades de salud.

El protocolo incluye el escenario en que la muerte se produzca en instituciones prestadoras de salud como las IPS, clínicas y hospitales.

Manejo de cadáveres en Medellín
Gráfico Carol Jaramillo, VEEP
Publicidad

Nathalia Muñoz, enfermera de Gestión Clínica de la Clínica Las Vegas, explicó que por lineamientos del Ministerio de Salud, a todo paciente que ingrese a urgencias con síntomas sospechosos de COVID-19 se le debe tomar la muestra y el resultado se le tiene que informar a las familias. Además, la persona es aislada con restricción de visitas.

Hay pacientes cuya primera prueba sale negativa, pero aún así para los especialistas sigue siendo sospechoso“, dice Muñoz, y en ocasiones se les toma una segunda muestra.

Si la persona fallece, aún sin que haya salido el resultado de la muestra, se le seguirá considerando como sospechosa por COVID-19, ya que no hay cómo asegurar que la prueba salga negativa.

Bajo esa condición se hará el manejo de su cadáver, con un embalaje especial en dos bolsas impermeables con cierre que no se pueden abrir para prevenir la propagación de un posible contagio. El cuerpo estará listo para ser recogido por los servicios funerarios.

Además, no se hace el examen anatómico, el cual está restringido en los fallecimientos por el virus –no es que esté prohibido: se puede efectuar en casos como una muerte violenta que coincida con la presencia del virus–, y la declaración de la muerte se realiza con una autopsia verbal.

En la Clínica Las Vegas, según su oficina de comunicaciones, no se han registrado muertes por COVID-19.

¿Todos los pacientes en urgencias son sospechosos?

Muñoz aclara que las tomas de muestras de COVID-19 no se les realizan a todos los pacientes que ingresan a urgencias, ni siquiera porque tengan fiebre o gripa; hay unos criterios establecidos por el Ministerio de Salud para hacer las pruebas.

Por instrucción del Ministerio de Salud, todos los cadáveres de fallecidos por COVID-19 deben ser cremados.

Entre Medellín y Rionegro se cuenta con 14 hornos crematorios, los cuales están en capacidad de cremar dos cuerpos por hora, y un total de 156 en un día. Además, los campos cementerios del Valle de Aburrá pueden enterrar 70 cuerpos adicionales diarios, con lo cual, sumados inhumaciones y cremaciones, los servicios funerarios podrían responder hasta en un caso hipotético de que se produzcan hasta 226 muertes diarias por COVID-19.

Lea también

Publicidad
Publicidad