Publicidad

Asunto de hombres

Publicidad

En el mes de los padres, Vivir en El Poblado dedica estas páginas a los gustos y placeres masculinos.

Santiago Morales lleva gran parte de su vida buscando el balance perfecto. “Ese que habla de trabajo y familia, en el que ninguno le quita tiempo al otro”, dice. Después de varios años de intentos, hoy piensa que tiene la vida ideal: trabaja desde el hogar comercializando vestuario y, así, tiene tiempo para compartir con su esposa y su hijo Matías, de un año.

Como Santiago, hoy los hombres quieren encontrar la vida perfecta. En ella caben muchas cosas. Por ejemplo, el transporte: algunos quieren rodar en el carro último modelo, otros se proponen un aporte al ambiente y escogen bicicletas eléctricas. Y en ese ritmo, el bienestar es importante, por eso buscan momentos para escaparse y dedicarse unos minutos para el cuidado personal.

También disfrutan de la buena mesa, de cocinar para sus seres queridos y de explorar nuevos lugares y sabores.

Publicidad

Y no pasan de largo por un tema que a muchos inquieta: la paternidad. Han entendido, como Santiago, que ser papá no solo significa participar económicamente en el hogar, sino que deben tener un rol activo en la crianza de los hijos.

Y, claro, que no falte la diversión. Una pausa en la rutina para ver un partido de fútbol. Desconexión necesaria.

Por: Juan Pablo Tettay De Fex / juan.tettay@vivirenelpoblado.com

 

Lea también:

Papás en casa

Las barberías: del corte a la experiencia

 

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad