Depresión: ¿un trending topic?

Depresión

Publicidad

Las redes sociales generan la idea de que todo se alcanza fácilmente. Vivir en eterna comparación es una causa importante de depresión y el mundo digital la ha magnificado.

Cuando Gustavo Arias perdió su perfil de Instagram dejó de comer y se encerró en su habitación por casi una semana. Tavo, como le dicen sus amigos, había abierto hace ya un año una cuenta en la que compartía sus experiencias de viaje (@colombiajero) y a principios de junio, la red social impidió su acceso por una supuesta suplantación.

Después de un mes de mensajes y correos, la cuenta volvió a sus manos, pero, dice, “fue un tiempo oscuro”. Como creador de contenidos, Arias veía, más que un perfil, una opción de empleo. “Perdí contratos, dejé de tener ingresos… El mundo se me vino abajo”. Fue su hermana la que un día lo enfrentó, lo hizo parar de la cama y volver a empezar.

El sicólogo Juan Esteban Cano explica que hoy el acceso a redes sociales ha hecho que la depresión vaya en aumento, sobre todo porque hacen que la vida se convierta en una constante comparación con los demás. “Muchas veces tenemos como referencia personas muy diferentes a nosotros pero que como son tan cercanas, queremos ser como ellas”. Y cuando no se logra el objetivo, llega la depresión.

Cano explica que dentro de la construcción de la autoestima existen cinco pasos esenciales: el conocimiento personal, el reconocimiento de mis habilidades, la valoración, la aceptación y, finalmente, el amor personal. Pero si en alguna de ellas hay un desbalance, el individuo puede desestabilizarse fácilmente.

Para Verónica Orozco (@verozco), abogada y creadora de contenidos digitales, “las redes sociales son un caldo de cultivo para todos los temas que tienen que ver con ansiedad o depresión”. Y es que hoy la vida se ha convertido en una continua comparación gracias a las redes sociales, pues estas se han encargado de hacer creer que los logros son fácilmente alcanzables: “vemos cómo alguien se vuelve famoso por cantar en YouTube y como yo no lo logro, puedo caer en la depresión fácilmente”, explica Cano.

La excelencia

Gustavo entendió que su trabajo no podía solo centrarse en generar contenido para Instagram y, mientras hacía lo posible por recuperar su cuenta, se dedicó a generar una estrategia que involucrara otras plataformas digitales. “Aristóteles habla de la excelencia como un concepto de crecimiento y desarrollo personal de acuerdo con las habilidades propias”, recuerda Juan Esteban Cano. Gustavo fue capaz de salir de sus crisis tras un proceso de autoconocimiento que incluye cuerpo, mente, espíritu y afectividad. Pero según Cano, si existe un problema con alguno de estos elementos, los riesgos de caer en depresión son altos.

Es necesario trabajar en cada uno de esos aspectos para tener fuerza y enfrentar las cosas que pasen en la redes. “A mí, al principio, me daban muy duro los comentarios malintencionados. Después de mucho tiempo en terapia logré aprender cómo manejarlos”, explica Verónica que sufre de depresión desde hace varios años. Ante situaciones como esta, Juan Esteban explica que lo más importante es trabajar en todo aquello que permite un crecimiento positivo.

El otro lado

A pesar de que las redes pueden ser un detonante de crisis depresivas, Verónica también reconoce que las mismas le han ayudado, pues ha encontrado que no está sola, que muchas personas también tienen la misma enfermedad. “Hay más visibilidad del tema y encuentro mucha más información de la que hubiera podido encontrar antes”, dice.
Lo importante es buscar el equilibrio: limitar el acceso, generar más actividades en el mundo real y, de ser necesario, hacer una desconexión total.

 

¿Tengo depresión causada por redes?

Estos son algunos síntomas:

  • Si hay agresividad al no tener acceso a las redes sociales.
  • Si se interrumpe el sueño para revisar notificaciones.
  • Si existe aislamiento causado por conexión excesiva.
  • Si se pierde el apetito.
  • Si las amistades se quedan en el plano virtual.

 

Por: Juan Pablo Tettay De Fex / juan.tettay@vivirenelpoblado.com

Publicidad