Publicidad

Coloración del agua tendrá solución

Publicidad

El aspecto del agua en algunos lugares del sur del Valle de Aburrá es una preocupación de EPM, aunque advierten que la calidad no se ve afectada y sigue siendo totalmente potable y sin riesgos para la salud, si toman medidas para que los ciudadanos vuelvan a tener un líquido de aspecto cristalino. 

EPM informó que desde finales de esta primera semana de septiembre se implementaran medidas adicionales para mejorar el aspecto del agua que se surte desde la planta La Ayurá, y por eso se empezará a utilizar dióxido de cloro para remover el manganeso -metal responsable de la coloración reportada desde hace cerca de un mes-, y que los usuarios de Envigado, Sabaneta, Itagüí, La Estrella, y algunos barrios de Medellín, vuelvan a recibir el servicio sin novedades.

Santiago Ochoa, vicepresidente de Agua y Saneamiento de EPM, informó que el fenómeno de coloración se debe al aumento de la concentración de manganeso en la zona profunda del embalse de La Fe, de donde se hace la captación del agua para ser llevada a la planta de potabilización de La Ayurá

Medidas y recomendaciones

Sobre las medidas que EPM toma para contrarrestar la presencia del metal está la de hacer la captación del agua de las compuertas superior e intermedia del embalse de La Fe, también la adecuación en la dosis de los químicos usados en la potabilización, la implementación del dióxido de cloro y el lavado de las redes de distribución y de la red primaria del acueducto.

Como recomendación a los usuarios el vicepresidente de Agua y Saneamiento explicó que no se debe hacer lavado de ropa con jabones o productos que contengan cloro, así como verificar el color del agua con la que se llena la lavadora. Ochoa fue enfático es recordar que el color y aspecto no influye en la calidad del agua, pues esta sigue siendo apta para el consumo humano y que se hace monitoreo las 24 horas del día de las concentraciones.

Recomendación a unidades

Las unidades residenciales o viviendas que se han visto afectadas y que tienen tanques de almacenamiento se les recomendó hacer un lavado con cepillo de las paredes y piso, para así remover cualquier resto de manganeso.

Calidad del agua

Pese a la coloración EPM informó que los estándares con los que trabajan son rigurosos, en promedio toma 940 muestras del agua que se distribuye, allí se miden color, turbiedad, PH, conductividad, coliformes, E. coli y manganeso. Según estas mediciones la presencia del manganeso es inferior a la permitida, por eso sigue siendo potable. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad