“Fue un hecho sistemático, programado y premeditado”: Comandante de Policía sobre actos vandálicos en Medellín

Publicidad

Según estimaciones del Puesto de Mando Unificado (PMU) de la Gobernación de Antioquia, más de 10.800 personas, concentradas principalmente en Medellín, se manifestaron en la jornada de paro nacional de este 28 de abril en Antioquia. En la ciudad, en el centro y la Avenida El Poblado se reportaron actos vandálicos.

Le puede interesar: La verdad líquida

La jornada, en su mayoría, se desarrolló de manera pacífica, con comparsas, pitos y pancartas en rechazo a la reforma tributaria. Sin embargo, en la tarde de este miércoles, los disturbios comenzaron tras un intento de derribar una cámara de fotomultas en la Av. San Juan, según reporte de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, fue ahí cuando los agentes del Esmad debieron intervenir, hacía la 1:00 p.m.

Publicidad

La Policía contó con cerca de 2.000 miembros de la fuerza pública en toda la ciudad, quienes atendieron estos actos delictivos de la jornada.

Tras ese hecho, en el centro de la ciudad se protagonizaron otros desmanes y alteraciones al orden público, que incluyeron el vandalismo en el edificio del Ferrocarril de Antioquia y en algunas sedes bancarias de la calle San Juan.

No obstante, un grupo de los manifestantes continuaron la marcha hacía el parque El Poblado, en la Comuna 14, en donde también se reportaron actos vandálicos. El primero, en el Centro Comercial Premium Plaza, donde se reportó el saqueo a un local de cascos e insumos para la protección de los motociclistas. El segundo, en el Centro Automotriz, en donde se reportaron vidrios rotos, rayones en las fachadas y daños en los vehículos exhibidos.

El general Pablo Ruiz, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, entregó el siguiente balance: 2 vehículos públicos de transporte masivo vandalizados, 7 paraderos de buses destrozados, 4 cámaras de fotomultas destruidas.

También, la fuerza pública se vio afectada: 10 de los hombres y mujeres pertenecientes a la Policía Nacional quedaron lesionados, algunos de ellos aún están en valoración médica; 2 motocicletas de la Policía Nacional incineradas, y una instalación policial vandalizada.

Además, de los particulares, se reportaron 47 personas lesionadas, quienes fueron atendidas en el sitio por personal de socorro.

Al igual, informó el comandante que se logró capturar a 19 personas, presuntos responsables de los actos vandálicos, a quienes se les aplicará el delito de hurto calificado, daño en bien ajeno o ataque contra servidor público.

Le puede interesar: Alcaldía de Medellín habilita nuevo punto de vacunación sin cita previa, en el coliseo de voleibol Yesid Santos

Asimismo, fueron conducidas al centro transitorio por protección el total de 66 personas, de ellos, 60 fueron hombres y 6 mujeres, y se impusieron 441 comparendos, de los cuales, 67 fueron por daños en bien ajeno, 151 por violación al toque de queda, y los demás por el no uso de tapabocas y violación a las normas de bioseguridad.

Al igual, 14 sedes de entidades bancarias sufrieron afectaciones durante las manifestaciones en Medellín. 

“En coordinación con la Fiscalía Nacional, se aperturó un proceso penal de hurto calificado y agravado, daño en bien ajeno, ataque al servidor público, concierto para delinquir y hasta terrorismo por los hechos suscitados, porque este fue un hecho sistemático, programado, premeditado”, afirmó el general Pablo Ruiz sobre los desmanes sucedidos en Medellín en la tarde de este miércoles 28 de abril.

No obstante, solicitó el comandante: “Si hay algún lesionado, que por favor interponga las acciones penales para los debidos actos penales y disciplinarios de los hechos”

Cabe destacar que para este jueves 29 de abril, la Policía Metropolitana tienen la información de la intención de una convocatoria, a las 2:00 p.m., en el Parque de Los Deseos, para lo cual “dispusimos un dispositivo fuerte de seguridad, con el ánimo de hacer el acompañamiento respectivo, pero de igual forma de evitar cualquier acto vandálico”, dijo.

Finalmente, el general Pablo Ruiz, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, consideró que comparado con otras ciudades, en Medellín se reaccionó oportunamente, “por eso les digo, fue un hecho sistemático, simultáneo, en donde grupos radicales en diferentes puntos de la ciudad, generaron actos vandálicos, por lo cual, los esfuerzos de la policía empezaron a  atender, en su medida, cada uno de estos puntos; si la reacción de la Policía no hubiera sido oportuna, los daños hubieran sido peores”.

Por su parte, el PMU de la Gobernación de Antioquia reportó: “Hubo daños a las paredes de edificios y comercio con más de 297 grafitis; 30 daños a infraestructura física pública y privada, en los que se incluye la Estación del Ferrocarril, el Palacio de Justicia y las instalaciones de La Alpujarra; 9 afectaciones a bancos incluyendo 7 saqueos; afectaciones a 2 unidades policiales, destrucción de 4 cámaras de fotodetección y 2 motocicletas de la Policía Nacional”, dice en un comunicado de la gobernación.

Cabe destacar, según las informaciones de las autoridades, tras los destrozos a la propiedad pública y privada en el centro de la ciudad y el sector de El Poblado, la alcaldía de Medellín decretó un toque de queda, a partir de las 6:00 de la tarde, en la Comuna 10, La Candelaria.

El gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez, se pronunció rechazando los actos vandálicos cometidos en la capital.

Publicidad
Publicidad