Publicidad

Ya seleccionamos el colegio para nuestro hijo y ahora…

En entregas anteriores había escrito sobre los criterios a tener en cuenta para seleccionar el colegio de nuestros hijos. Una vez revisados y establecido un acuerdo, los papás o adultos responsables, deben empezar a leer la páginas web de aquellas instituciones educativas que se parecen a lo que desean. Es válido pedir opiniones sobre los colegios donde están sus sobrinos e hijos de los amigos.

Es el momento de ir a conocer los colegios. Muchos de ellos tienen fechas destinadas para invitar grupos de padres interesados y presentarles el colegio, para que así tengan acceso a una información directa, sobre los aspectos fundamentales de cada institución. Después de esta reunión, algunos colegios hacen un recorrido por las instalaciones y se pueden conocer salones de clase, laboratorios, instalaciones deportivas, conversar con algunos estudiantes y profesores.

En otros casos, los colegios asignan citas para cada pareja de padres o adulto responsable con una persona encargada, para hacer la entrevista y mostrar las instalaciones del colegio.

En los dos casos es deber de los papás hacer todas las preguntas que pudieron aparecer al revisar la página web y aquellas que van surgiendo en la entrevista o reunión. No se queden sin preguntar nada, ninguna duda puede darles pena y ustedes están en el derecho de preguntar todo. Recuerden siempre que en ese colegio va a estar la familia, por lo menos 12 años y por eso sus hijos y ustedes deben quedar totalmente satisfechos con esta elección.

En mi opinión, esta visita tiene un valor agregado muy importante y es la percepción o energía que sentimos con aquellas personas que nos atienden y con el espacio físico del colegio. Tal vez sin una explicación lógica sentimos que estamos en el lugar equivocado o es el que se ajusta a nuestro ideal.

Es importante recordar que está no es una decisión infalible, pues las familias van a estar en el colegio muchos años y en ese recorrido pueden presentarse situaciones inesperadas que hacen necesario un cambio de colegio.

Espero que estos textos hayan sido enriquecedores para pensar con claridad y objetividad qué es lo que de verdad quieren para sus hijos.

Por Ángela Ma. González D 

angelamariagonzalezd@gmail.com

Publicidad

Publicidad