Publicidad

Una Nueva Razón para el taco eterno en Medellín

Publicidad

No soy el más informado, pero sí un interesado en el tema y no he visto un artículo en el que se pongan en tela de juicio las costumbres o normas que se perpetúan y que tal vez merecería la pena cambiarse. Me refiero a lo que es natural que hagan los conductores que han participado en un choque, leve o grave:

Se bajan de sus vehículos, miran lo ocurrido, se saludan o se insultan y se echan la culpa mutuamente. Toman el teléfono. Llaman a su asesor de seguros. A sus familiares, al tránsito y tal vez luego de poner sus señales de peligro se dedican a tomar fotos de los carros y su posición y detalles de los daños ocurridos y luego se sientan a esperar que lleguen todos los convocados: el Tránsito. El asesor de seguros, la mamá o el papá y los amigos, pues los curiosos y los ladrones oportunistas ya se aglomeraron hace rato y hacen imposible o por lo menos dificultoso y lento el tránsito en la vía.

Yo he visto accidentes de estos que tardan horas en despejar la vía y los daños son de mínima cuantía, que ni superan el deducible de las pólizas.

Publicidad

No entiendo por qué razón no se puede tomar unas fotos desde diferentes ángulos, enviarlas a las aseguradoras y a un portal del tránsito y rápidamente desocupar el amarradero y cada uno seguir su camino, si es que los vehículos no quedaron inservibles. Esto ya lo permite la tecnología que el conductor tiene a su disposición y en su bolsillo. ¿O por qué la aseguradora en vez de mandar a un inspector, envía un Dron que filme la escena y ya?

Creo que gentes más inteligentes que yo podrían sentarse y estudiar esta idea y darle viabilidad.

No todos los accidentes podrían resolverse de esta manera pero sí creo que un gran porcentaje se podría atender. Gracias por leer.

Por: León Montoya Naranjo

Publicidad

Publicidad

Publicidad