Un chirrido fino y constante que atormenta a los vecinos de Lalinde

Publicidad

Quiero aprovechar para felicitarlos por mantenerse activos a pesar de la situación actual. Son la voz y la vida del día a día de nuestra localidad.

Por otro lado quiero compartirles una situación curiosa y particular frente al contexto general de las tres obras que están en curso en este momento en el sector de Lalinde: la obra pública de la 34 con la 11B, el edificio frente al Hotel Park 10 y la nueva construcción sobre la 36 (donde estaba el restaurante peruano).

A mitad de la cuarentena, al reactivarse las obras, era de esperarse la contaminación de ruido y de polvo tradicional de estas obras, que no hacen cerramiento debido a lo relativo de la norma. La construcción frente al Hotel Park 10 no pone lonas para evitar recibir todo el polvillo que genera.

Publicidad

En general es algo que tendremos que soportar, pero hay una situación que se está tornando incómoda y es un sonido de frecuencia alta (una especie de chirrido fino y constante) que los vecinos hemos tratado de identificar cuál es la fuente, pero ha sido difícil.

El ruido fino duraba 15 minutos y había lapsos largos de no sonar, luego se incrementó hasta llegar a sonar a los 10 minutos. A la fecha el sonido ahora es constante.

Agradecería analizar estos casos de contaminación de sonido en cuarentena y se tome en cuenta como algo que revisar para la comunidad.

Un saludo y gracias por ser la voz de nuestra localidad.

Por: Edgar Montenegro

Publicidad
Publicidad