Tramo 2B de Metroplús ayudará a que Envigado sea un gran pulmón verde para el Valle de Aburrá

Publicidad

Con el reinicio de la obra del Tramo 2B de Metroplús, Envigado busca convertirse en un gran pulmón verde, sembrando 170 individuos arbóreos más de los previstos inicialmente.

Le puede interesar: $13.000 millones se ahorran con reanudación de obras del tramo 2B de Metroplús

Según las cuentas, 14.500 árboles se plantaron en Envigado en 2020 y para este 2021 se espera superar la cifra con más individuos arbóreos en las zonas de influencia de las obras públicas que se ejecutan en el momento, entre ellas la continuación de la construcción del sistema vial por donde transitará el Metroplús.

“Lo haremos porque creemos en la importancia de ser una administración amigable con el planeta, y respetuosa del patrimonio natural nuestro”, declaró el alcalde Braulio Espinosa Márquez, a Vivir en El Poblado.

Publicidad

En detalle, la línea constitutiva en Envigado en materia de obras públicas y de infraestructura se basa en lograr que esta sea una ciudad ideal para el disfrute de espacio público de los ciudadanos, acorde a la realidad del mundo, del planeta, y que, a su vez, “nos otorgue la posibilidad de recuperación de las zonas verdes, para seguir sembrando una buena cantidad de árboles en zona urbana”, añadió el mandatario.

Le puede interesar: Fenómeno de La Niña trae temporada de intensas lluvias en Antioquia

Realmente, la administración de Espinosa Márquez le ha metido la ficha a ser más amigable con el medio ambiente, como él mismo lo dijo, fue un mandato que impartió a todos los secretarios de despacho al momento del nombramiento, y en esto, justifica el alcalde algunas de las decisiones de su administración.

La ruta en la obra del Metroplús

Responder al reto de la movilidad sostenible y ecoamigable, el embellecimiento paisajístico en la zona urbana y aliviar la congestión vehicular en el Sur del Valle de Aburrá son los tres pilares que solidifican la reactivación de la obra pública del Tramo 2B de Metroplús en el municipio de Envigado.

Según el informe de estado y avance de esta obra que entregó Braulio Espinosa Márquez a Vivir en El Poblado se tiene: “El Tramo 2B tiene un avance del 21%. En el contrato de cesión, se tiene un presupuesto inicial de $17.990 millones y se proyecta un impacto ambiental de 286 siembras estimadas. Esta obra pública se ejecuta en la carrera 43A entre calles 21 Sur (La Frontera) y la Transversal 29 Sur (Piccolo)”.

170 árboles más en el tramo 2B del Metroplús

Sobre la reactivación de las obras en el llamado Túnel Verde de Envigado para el tramo 2B de Metroplús, después de que el Tribunal Administrativo de Antioquia revocó la medida cautelar que existía sobre esta, el alcalde envió un mensaje a los ambientalistas y detractores: “No hay nada más democrático que reactivar las obras públicas”.

“Hoy se nos da la oportunidad, por las decisiones judiciales, de continuar con la obra, no podemos parar más, las pérdidas son millonarias si seguimos suspendiendo esta obra”, añadió.

En sus palabras, el municipio de Envigado adquirió una obligación con el Área Metropolitana, entidad que pondrá la respectiva compensación por el aprovechamiento forestal, de sembrar unos nuevos árboles en el área de influencia del proyecto. De esta forma, se trata de justificar la tala de árboles que se ejecutó para seguir con la obra.

Le puede interesar: La Institución Universitaria de Envigado renueva su infraestructura

Cabe destacar, que estos árboles ya se sembraron, precisó el alcalde, y “ahora nosotros estamos en la obligación de sembrar un poco más de 170 individuos arbóreos más, en la zona de influencia directa, es decir, esa es la zona de la obra. Pero, aclaro, solamente se pueden ir sembrando en la medida en que la obra vaya avanzando y vaya generando esas nuevas zonas verdes”, explicó Braulio Espinosa Márquez.

Si bien continúa candente el debate entre la administración y los ambientalistas, el alcalde reiteró su posición de que “se tienen las bases desde lo técnico y desde lo administrativo para decir que sí, y que, por supuesto, tener un carril exclusivo de buses ayuda a mitigar el impacto negativo sobre el cambio climático, y que se trata de un transporte público amigable con el medioambiente, que no contamina”, mencionó el mandatario local.

“No hay nada más democrático en el ejercicio de las obras públicas que generar espacios para el transporte público y exclusivo, que incentive a que los ciudadanos dejen el carro particular en sus casas y se dirijan a sus trabajos o lugares de destino en este, precisamente, en un bus amigable con el medio ambiente”, finalizó Espinosa Márquez.

Publicidad
Publicidad