Publicidad

Con cartas, #QueridoCoronavirus quiere mostrar un lado diferente de la pandemia

Si pudiera decirle algo al coronavirus, ¿qué sería? Con esa idea en la cabeza María Andrea Kronfly, Andrés Muñoz y Elizabeth Londoño, propietarios de Fábula, una agencia de creación de contenidos, empezaron #QueridoCoronavirus, una campaña en la que unen a escritores e ilustradores de Medellín para escribirles cartas al virus.

“Creemos en el poder terapéutico y sanador de la escritura“, dice María Andrea Kronfly. Por eso, pensaron en que una forma de hacerle frente a lo que se está viviendo en la actualidad pasa por dejar salir las ideas, por escribirlas y, también, dejar que otros las lean. El mensaje es claro: “a pesar de que estamos aislados, no estamos solos, hay muchos que piensan como uno”.

Y la primera invitación fue la de contar historias, la de escribir para desahogarse, para dejar salir la frustración, la rabia, el desasociego. “Pero queríamos que esas palabras tuvieran un valor”, y por eso buscaron ilustradores que con sus trazos visibilizaran el pensamiento. Hoy, el resultado puede verse en la cuenta de Instagram de Fábula (@fabulahistorias).

Le puede interesar:

Día a día, se publican cartas al virus en las que se puede leer, por ejemplo, el testimonio de una mujer que le habla al “bichito con corona” mientras espera en su casa los resultados de una prueba que le diría si el malestar que siente es causado por el COVID-19. También el de Juan Luis Londoño, médico epidemiólogo, que reflexiona sobre si el virus vino a darnos una lección. Y la de otra mujer que se preparaba para salir de casa después de pasar una temporada encerrada cuidando su salud después de un trasplante de médula y que, gracias a la cuarentena, deberá esperar un poco más.

Cada carta es la posibilidad de entregar apoyo emocional. De generar empatía. Son varias historias en las que, sin embargo, hay un denominador común: “todos esperamos un cambio, que esta situación que vivimos hoy no sea en vano”. En las palabras de todos los autores se adivinan las ganas de un mundo diferente, de un proceso de aprendizajes, “de asumir las cosas de nuevas maneras”. Y también hay miedo, hay temor, apenas natural en una situación que para la mayoría es desconocida.

#QueridoCoronavirus

Al principio, las cartas recibidas fueron pedidas. Pero a medida que el proyecto avanza, han recibido textos de muchas personas. No todos pueden ilustrarse, pero hacen lo mejor que pueden. Aún así, no hay una meta, publicarán tantas como les sea posible. A futuro, sueñan con que este trabajo pueda contarse en otros formatos y, por qué no, hacer una publicación impresa.

Por Juan Pablo Tettay De Fex / juan.tettay@vivirenelpoblado.com

Publicidad

Publicidad