Qué deben considerar las empresas para mejorar la productividad

Cómo aumentar la productividad es, sin duda, uno de los temas que reviste de mayor importancia para las empresas, pues se trata de la relación que existe entre los recursos que se invierten en la operación y los beneficios que se obtienen.

La productividad es, además, un indicador clave al momento de analizar el estado de la compañía y la calidad de la gestión que se ha realizado. Sin embargo, no existe una fórmula única para mejorar la productividad: depende de cada empresa, que es la que debe definir, según sus características, los procedimientos que se amolden a sus necesidades y requerimientos.

Publicidad

Pero hay algunos consejos que pueden ayudar a los empresarios a incrementar la productividad laboral de su equipo humano, es fundamental involucrar al personal y, por ende, la de la compañía.

Aquí presento algunas propuestas sobre las cuales hay consenso entre especialistas en gestión empresarial y Recursos Humanos, empresarios y empleados.

Renovar la empresa. Modernizar el aparato productivo no solo implica actualizar la tecnología, también significa proyectar la empresa hacia el futuro para aumentar su capacidad de adaptación al cambio y mantenerse vigente.

Innovar. En un ambiente altamente competitivo, las empresas no deben quedarse rezagadas. La innovación ayuda a analizar el modelo de negocio, encontrar alternativas novedosas para mejorar la gestión, hacer un uso óptimo de los recursos y desarrollar nuevos productos y servicios.

Planificar. Para la dirección de una empresa, la planificación estratégica ayuda a definir los objetivos, metas, estrategias, políticas y procedimientos que se desarrollarán.

Capacitación del personal. El capital humano es el recurso más importante en una empresa, por esto es necesario que los empleados se capaciten para realizar eficaz y eficientemente las tareas que les corresponden.

Motivar. Mantener a los empleados motivados y con actitud positiva es un elemento importante. Esto contribuye a que en todos los procesos en los cuales participen sean más productivos.

Trabajar en función de procesos y no funciones. En una empresa es de suma importancia los procesos más que las funciones específicas, pues permite una mejor planificación, calidad del trabajo y cumplimiento de los objetivos.

Y por último, y no por ello menos importante, la comunicación es un elemento indispensable para que la empresa sea más productiva. Por medio de una buena gestión de la comunicación interna y externa las compañías pueden establecer planes de acción para el cumplimiento de las metas, la coordinación adecuada del trabajo, mejorar el clima laboral y dar a conocer a los clientes los productos o servicios que ofrezca, entre otros tantos beneficios.

Por David Somoza Mosquera

Publicidad