Publicidad

Ojo por ojo, Quintero por Quintero

Publicidad

Cuando inició esta administración tuve una sensación de cambios importantes, con nombramientos que celebré, otros que cuestioné y otros más que me daban ilusión.

Estos en el camino se fueron desdibujando y otros más, por un conflicto de interés relacionado con la amistad profunda, me es difícil tener imparcialidad, algo que no tengo problema en confesar.

Pero vamos a lo profundo de esto, la no independencia o, mejor, la constante negociación y los errores como el caso del secretario de Educación, que por su edad no podría estar en el cargo; el director de Sapiencia, que no tenía el perfil para el puesto; el secretario de Comunicaciones, que no tenía título en Colombia certificado y el que era subsecretario de Comunicaciones era un artista plástico que no podía ser secretario; un jefe de prensa que duró ocho días.

Además, una directora de Planeación que se fue porque en el momento de estructuración del Plan de Desarrollo encontró algunas cosas que como profesional no le permitirían continuar y esas cosas fueron que quitaron a las dos personas de las universidades de Antioquia y Nacional que acompañarían el proceso, que eran más afines a ella y los cambiaron por dos que eran más afines a los intereses de los asesores, el secretario de Gobierno y el alcalde para este proceso ¿Así quien aguanta? Sin embargo, el alcalde aseguró que esto se daba por decisión de ella.

Vamos avanzando y sin quedarnos en los detalles, porque se nos extiende esta entrada, protocolos que no existieron como el del Esmad y otros más que en la época de contingencia actual, se han dictado a través de trinos y días después en las gacetas o dictámenes que están en Twitter, pero no se encuentran en los decretos; es decir, verdades a medias o mentiras filtradas a propósito para que la ciudadanía cumpla sin argumentar nada.

Adicionalmente, la solicitud de modificar la administración durante seis meses, tiempo en el que puede hacer lo que quiera, agregar o quitar secretarías, como sucederá con la subsecretaría de TI, que tendrá más presupuesto que Medio ambiente.

Hasta Telemedellín tiene más que Medio ambiente. Un saludo para Mabel López, me tienes bloqueado en Twitter, pero espero me leas, ya es hora que renuncies. ¿Por qué? Porque quería pagar favores con su amigo dueño del Dann, ayudar a DGroupe con un concierto en el aire, sacar a familias de la zona de comidas del parque, quiso regresar a todo el personal a trabajar, toda una estratega en época de pandemia.

También le puede interesar:

Aquí me podría quedar, pero dejemos que Caracol Radio y las emisoras del Grupo Prisa, que hoy no le quieren copiar a la estrategia de pago pauta para que no cuente más escándalos, hagan su tarea y sigan denunciando a una administración que debemos cuestionar, que le debemos exigir transparencia, así como ante denuncias de acoso sexual, sean ciertas o no, debería aclarar, no defenderse con su familia, una bella familia que admiro al verles, con una mujer llena de bondad como Diana. Ojalá el alcalde reaccione en ese sentido.

Por ahora, la desilusión llega en forma de autoridad vengativa, porque ante el voto negativo al Plan de Desarrollo por parte de Daniel Duque, el alcalde decide pedir la cabeza de Camilo Quintero, subsecretario de Recursos naturales de la secretaría de Medio Ambiente, muy amigo del concejal y que la administración vio con buenos ojos, un funcionario idóneo por su experiencia en el Ministerio de Ambiente y en la Universidad de los Andes.

Como dirían por ahí, ojo por ojo, Quintero por Quintero.

Por: Daniel Suárez Montoya

Publicidad

Publicidad

Publicidad