“No somos capaces de convivir ni siquiera con la familia”

Publicidad

La afirmación es de Alexandra Virviescas Castro, personera delegada de la Unidad para la Protección del Interés Público en Medellín, y alude a los casos de violencia intrafamiliar que ha revelado esta cuarentena

De acuerdo con análisis de la Personería de Medellín, ese fenómeno históricamente se ha derivado de factores asociados a la economía y a asuntos sentimentales, pero la crisis social, económica y de salud que ha creado el COVID-19, “ha desnudado otros aspectos que han llevado al incremento del delito de violencia intrafamiliar”.

“Nada, absolutamente nada justifica la violencia intrafamiliar” señaló Virviescas Castro. Según información de la secretaría de Seguridad, durante la cuarentena en Medellín se han atendido 408 denuncias por violencia intrafamiliar entre adultos, además de 205 por violación a los derechos de niños, niñas y adolescentes.

Para la violencia contra las mujeres, la línea 123 Mujer brinda atención interdisciplinaria a las víctimas

Publicidad

Frente estos delitos, la funcionaria indicó que “la pandemia no solo dejó al descubierto los problemas del sistema de salud o la falta de acciones en materia económica para buscar estabilidad, sino que ha dejado en evidencia que no somos capaces de convivir con el otro, ni siquiera con la familia”.

Como servicio a las víctimas, recordó la Personería de Medellín, están disponibles la línea 123 Mujer y, en el caso de los menores de edad, la Fiscalía, las comisarías de familia y Bienestar Familiar. Las personas deben denunciar ante las autoridades competentes cualquier vulneración de sus derechos, cerró.

También le puede interesar:

Publicidad
Publicidad