Lugares para proteger y preservar las abejas y avispas nativas​​ en el Valle de Aburrá

Publicidad

Los “hoteles para abejas” en los municipios del Valle de Aburrá son una realidad y la idea es ir aumentando en corto tiempo su cantidad.

Los 10 municipios del Valle de Aburrá cuentan con refugios para abejas y avispas nativas​​, lugares que permiten que esta especie cumpla su papel fundamental en los ecosistemas.

Publicidad

Una tarea conjunta que emprendieron el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, a través de la unidad de Gestión del Riesgo, y la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín y su Parque de la Conservación.

El propósito es fomentar una cultura ciudadana, ambiental y amigable con los himenópteros, “a partir del conocimiento y la reducción del riesgo, por medio de un enfoque vivencial con las estructuras de refugios para abejas y avispas nativas”, dice en un comunicado de la entidad.

Los “hoteles para abejas” 

Los municipios de Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello, Medellín, Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y Caldas cuentan con una estructura instalada en un punto estratégico de su territorio, donde las abejas pueden alimentarse, protegerse y reproducirse, como símbolo de la conservación de la biodiversidad de las especies polinizadoras, especialmente, abejas.

Los refugios se pueden observar en jardines, instalaciones deportivas, parques ambientales, instituciones educativas, reservas naturales, áreas protegidas, secretarías de Medio Ambiente, entre otros espacios.

En ellos no solo se pueden encontrar a las abejas. También libélulas, mariposas, mariquitas, avispas, cucarrones, grillos, entre otras especies.

Estos son los lugares donde están ubicados los refugios de abejas y los jardines funcionales:

  • Medellín, en el Cerro el Volador.
  • Girardota, en la Casa de la Cultura Pedrito Ruiz.
  • Caldas,  en la zona verde​ frente al Instituto de Deporte y Recreación de Caldas (Indec)
  • Envigado, en el Parque Lineal Ambiental La Heliodora.
  • Copacabana, en el Sendero Ecológico La Vida.
  • Barbosa, en las instalaciones del INDER Unidad deportiva Los Búcaros.
  • Sabaneta, en la finca La Romera o Bellavista – Vereda La Doctora.
  • Bello, en el Área Protegida Urbana Piamonte Secretaría de Medio Ambiente.
  • Itagüí, en la Secretaría de Medio Ambiente.
  • Estrella, en la zona verde frente a Casa para la Educación.

El cuidado de las abejas en el territorio

A causa de las amenazas que sufren actualmente los polinizadores y teniendo en cuenta su importancia para el mantenimiento de la diversidad del planeta se vienen generando desde el Área Metropolitana del Valle de Aburrá diversas estrategias de educación y protección.

Una de ellas es el proyecto de “Refugios para abejas y avispas nativas: Una apuesta de educación ambiental para la reducción del riesgo en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá”, que consiste en la construcción de un refugio para abejas y su instalación en cada uno de los municipios, de la mano de la siembra de jardines funcionales para aumentar la oferta alimenticia de las especies de abejas que empiecen a habitar los refugios.

Los jardines funcionales entregados a cada uno de los 10 municipios para ser sembrados alrededor del refugio son especies ricas en néctar y polen, algunas también ricas en aceites y resinas, tolerantes a todas las condiciones ambientales del Valle de Aburrá, que no requieren de mucho mantenimiento, que no tienen susceptibilidad a sufrir ataques por plagas (hongos, babosas, caracoles, orugas, larvas), especies con floración abundante y permanente, especies propias de nuestra región tropical, algunas presentes en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Cabe anotar que un equipo de profesionales del Área Metropolitana del Valle de Aburrá es el encargado de acompañar y capacitar al personal responsable del mantenimiento del refugio y de los jardines funcionales para su buen funcionamiento en cada municipio. 

Publicidad
Publicidad