Publicidad

Fundación Cielo Abierto apoya población vulnerable de la Comuna 8

María Alejandra Foronda es una de las personas que está detrás de la Fundación Cielo Abierto, que en esta crisis pone su grano de arena.

La criaron en su casa trabajando por los demás. Y cuando llegó el momento de escoger qué estudiar, a diferencia de sus hermanas que se fueron por carreras como el diseño o la administración, ella escogió trabajo social. “Una carrera que para muchos ya no se estudia”, dice riendo. Aunque extrañados, sus papás la apoyaron: “si hacer feliz a los otros es lo que te hace feliz, entonces estamos contigo, fue lo que me dijeron”.

Cuando hizo su práctica entró a una empresa y “aunque amé recursos humanos, sentía que no era lo mío”. Buscando su camino tuvo la oportunidad de trabajar en la Corporación Sueños Compartidos y encontró su realización. Allí conoció a Laura Neira quien pronto se convertiría en su amiga y que en el futuro sería su socia en la creación de Cielo Abierto, la fundación que ambas dirigen en compañía de un socio suizo, amigo de Laura.

Le puede interesar:

La realidad actual, la dureza de la pandemia a la que el mundo se enfrenta hizo que María Alejandra y Laura sumaran fuerzas con la Junta de Acción Local de Llanaditas, en la Comuna 8, para apoyar a quienes lo necesitan. 

“Teníamos un proyecto de intervención con 35 familias en el sector. El cronograma estaba listo, de hecho empezábamos en marzo y el COVID-19 nos puso en pausa”. Sin embargo, sabían que no se podían quedar quietas. Y con el impulso que ha movido a más de uno a iniciar campañas por el bienestar de las personas más afectadas, en esta caso, familias que viven del diario. No son las únicas, pero seguramente su aporte es grande. Lanzaron la campaña por redes sociales y al día siguiente no solo habían conseguido lo suficiente para comprar el mercado para las 35 familias de Llanaditas, sino para cinco más en el sector; seis familias en la comuna 13, 45 en San Félix y todo un hogar geriátrico.

Dicen que su fundación se llama Cielo Abierto porque cobija a todos por igual, tanto que han trabajado con niños, jóvenes y adultos mayores en situación de discapacidad. Sus manos son generosas, tanto que de un día para otro, la iniciativa se convirtió en algo nacional. “Donar un poco de dinero es algo que todos podemos hacer desde la casa, sin necesidad de salir. Nosotras lo haremos, cuidándonos siempre, hasta que la situación lo permita”.

Las personas interesadas en apoyar a la fundación Cielo Abierto pueden hacerlo en Instagram (@cieloabiertofundacion) a al 312 823 1253.

Por Juan Pablo Tettay De Fex / juan.tettay@vivirenelpoblado.com

Publicidad

Publicidad