El Túnel de Oriente y la novelería paisa

Publicidad

Vivir en El Poblado siguió la obra del Túnel de Oriente, desde su concepción y hasta su inauguración. Por supuesto, continúa informando todas las novedades de esta, una obra que era necesaria para mejorar la movilidad hacia el aeropuerto de Rionegro y la subregión antioqueña.

2019

Desde su apertura, los antioqueños se han volcado a vivir la experiencia de cruzar el Túnel de Oriente, el más extenso que tiene Colombia hasta el momento. Una promesa cumplida, de la que se hablaba desde 1997. Inaugurada el jueves 15 de agosto de 2019, esta obra facilita la llegada al aeropuerto de Rionegro y descongestiona las vías del Oriente antioqueño.

Publicidad

Vivir en El Poblado no solo acompañó la construcción de esta, una de las obras mejor ejecutadas en la historia del país; también en sus páginas sugirió importantes cambios, que garantizarían la funcionalidad y competitividad del proyecto.

La apertura de este túnel y vía era anhelada por los habitantes del Oriente de Antioquia, puesto que presentaba un retraso de dos años. El gobernador de ese entonces, Sergio Fajardo Valderrama, impulsó decididamente la obra, pero no pudo terminarla. La inauguración estuvo a cargo del gobernador siguiente, Luis Pérez Gutiérrez.

Con 8,2 kilómetros, el Túnel de Oriente es, en este momento, el más largo del país. Tiene dos túneles y un tramo a cielo abierto. Vivir en El Poblado siguió toda la ruta de esta obra, desde su concepción.

Alta tecnología

Nuestro columnista Juan Carlos Franco destacó en las páginas de Vivir en El Poblado las bondades del Túnel de Oriente, como una obra con la última tecnología para garantizar flujo ágil y seguridad.

En materia de comunicación vial, esta era una “vía urgente”, según sus palabras, ya que las vías que comunican a los valles de San Nicolás y de Aburrá, a pesar de ser varias, se estaban evidenciando como insuficientes antes de la apertura de este túnel. Por ello, insistió en varias ocasiones esta casa editorial, era necesario definir rápido su construcción.

La obra tiene un túnel largo y otro corto, y también un tramo a cielo abierto. No es una vía bidireccional, es de calzada simple.

Los dos túneles funcionan en paralelo, cada uno con sus dos carriles, pero a la salida esos dos carriles solo confluyen en uno.

De su inauguración en 2019, Vivir en El Poblado destacó “la novelería de los paisas”, pues, como se recordará, fue tanta la emoción por estrenar el túnel, cruzar por primera vez el trayecto más largo que hay en las entrañas de una montaña colombiana, que los primeros días se presentaron grandes tacos al interior del mismo, con filas y filas de vehículos con personas que se animaron a dar la popular “vuelta a Oriente” estrenando esta obra.

Publicidad
Publicidad