¿Cómo evitar accidentes caseros en tiempo de vacaciones escolares?

Publicidad

Con el receso de mitad de año llegan las vacaciones para miles de niños, que en algunos casos deben quedarse solos en casa por el trabajo de sus padres.

Ellos se pueden poner en situación de riesgo porque existe la posibilidad de sufrir un accidente. Y es que con su deseo de conocer el mundo que los rodea, la curiosidad los lleva a tocar, probar y saborear algunas cosas que ven a su alrededor.

Le puede interesar: ¿Qué hacer con las mascotas si sale de viaje en vacaciones?

Publicidad

Aunque se tiene la percepción de que en el hogar, el menor de edad está 100 % protegido, cifras del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias de Bogotá, capital de Colombia, demuestran, que la accidentalidad doméstica constituye uno de los tres motivos de consulta de urgencias más frecuente en el país.

Las cocinas, los baños y escaleras, son en su mayoría los sitios en los que hay mayor posibilidad de accidentalidad.

Principales causas de accidentes caseros

En la mayoría de las ocasiones, los accidentes se pueden prevenir. Por esta razón, la Nueva EPS emitió una serie de recomendaciones que se deben tener en cuenta en el hogar, para evitar accidentes no solo en los menores de edad, pues está demostrado que las personas de la tercera edad también son más vulnerables a caídas, quemaduras y todo tipo de siniestros.

Las principales causas de accidentes caseros y ante los cuales hay que estar en alerta en el hogar son:

  • Tapetes no asegurados.
  • Productos tóxicos en botellas que se utilizan como bebidas.
  • Conexiones eléctricas sin seguridad.
  • Ventanas sin seguro.
  • La caída por pisos mojados, escaleras o tapetes sueltos son muy frecuentes en población mayor y menores de 4 años.

Lea: ¿Cómo proteger su piel durante vacaciones?

¿Cómo evitar estos accidentes?

  • Utilizar antideslizantes para pisos, alfombras y ducha.
  • Fijar estanterías y repisas firmemente a la pared.
  • Colocar barandas en escaleras, balcones y ventanas que estén a menos de un metro del suelo.
  • No permitir que los niños jueguen sobre sillas, mesas ni muebles.
  • No dejar armarios o cajones abiertos.
  • Proteger las puntas de las mesas y evitar que jueguen con herramientas.
  • Mantener fuera del alcance objetos puntiagudos o afilados: cuchillos, tijeras, máquinas de afeitar; es mejor guardarlas con las puntas hacia adentro.
  • Colocar los mangos de los sartenes al interior de la estufa para evitar que niños los alcancen.
  • Evitar salpicaduras mientras cocina, usando tapas en ollas y sartenes.
  • Alejar a sus hijos de la zona de planchar.
  • No permita que jueguen con cerillas, fósforos o velas.
  • Revisar muy bien la temperatura del agua antes de bañarlos.
  • Cerrar los conductos del gas y evitar dejar gasolina o líquidos inflamables al alcance de los niños.
  • Colocar protectores o cubrir con cinta los tomacorrientes.
  • Guardar los medicamentos, bebidas alcohólicas y cigarrillos en los envases originales y fuera del alcance de los menores.
  • Ubicar los productos tóxicos como: blanqueadores, pinturas, pegantes y venenos, en un lugar seguro.
  • No permitir que los menores jueguen con bolsas plásticas, baldes, platones, albercas, pozos y/o piscinas.
  • Evitar que se metan objetos extraños a la boca: bombas, globos, lápices, canicas.
  • En lo posible, evitar el consumo de frutos secos como: maní, nueces o frutas con pepa en menores de tres años, puede ser peligroso.
Publicidad
Publicidad