Ciudad del Río: el barrio más joven de El Poblado

Publicidad

Hace apenas 15 años, Ciudad del Río era uno de los sitios menos arborizados de Medellín, sede de grandes industrias, como Argos y Simesa. La transformación empezó en 2006, y Vivir en El Poblado la celebró.

2006

“Nace un nuevo barrio”, dice un titular de Vivir en El Poblado, en la edición de febrero de 2006. Se refería, por supuesto, a la última gran renovación urbana de la Comuna 14, en el sector de Barrio Colombia, que ese mismo año sería denominada Ciudad del Río.

Así lo informó ampliamente el periódico: “El sector de Barrio Colombia vivirá grandes transformaciones durante este año. Esto porque el Municipio aprobó, después de mucho tiempo de que se hablara de ello, dos planes parciales que se desarrollarán allí, y hay uno más que está en trámite en la Dirección de Planeación. Los dos primeros son Simesa y Argos 1, ubicados en los terrenos que antes ocupaban estas empresas”.

Flota Bernal: 69 años en el corazón de El Poblado
Publicidad

Lea también : Flota Bernal: 69 años en el corazón de El Pobladospecies de pájaros hay hoy en El Poblado?

Los Talleres Robledo, de Simesa, un edificio restaurado entre 2007 y 2009, donde ahora funciona el MAMM.
Los Talleres Robledo, de Simesa, un edificio restaurado entre 2007 y 2009, donde ahora funciona el MAMM.

Según datos del momento, Barrio Colombia era un punto importante de asentamiento de la gran industria, con 350 empresas y negocios particulares. “Sin embargo -dice el texto-, en los últimos años la tendencia es a que este tipo de fábricas salga de los centros urbanos para pasar a zonas periféricas, como ha pasado con Simesa y Argos. Previendo esto, el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, expedido en 1999, declaró a Barrio Colombia como zona en transformación”.

Un consorcio de varias firmas constructoras de la ciudad, entre ellas Ramon H y Londoño Gómez, iniciaron las obras, con una propuesta autorizada para los usos comercial, industrial y residencial. En el texto de Vivir en El Poblado se menciona también la intención de Bancolombia “de construir allí su sede nacional, pero hasta ahora no hay nada definido al respecto”.

La foto que acompaña el artículo periodístico ya hace parte del patrimonio histórico: la demolición de la antigua sede de Argos. Y en aviso de página entera, los promotores de este revolcón urbanístico promocionaban el barrio naciente: “Aquí crece Ciudad del Río, la nueva ciudad para la ciudad”. Al anunciar las bondades, concluían: “Este será el mejor sitio para vivir, trabajar y visitar en Medellín”.

El traslado del MAMM

Hoy Ciudad del Río cumple con todas las expectativas generadas en 2006, cuando fue anunciado como un nuevo barrio. La llegada del MAMM -Museo de Arte Moderno de Medellín- a ocupar la sede de los antiguos Talleres Robledo, en noviembre de 2009, fue el impulso adicional que necesitaba esta zona.

MAMM

9.910 metros cuadrados es la superficie actual del MAMM.

En la edición de ese año, Vivir en El Poblado celebró el traslado del MAMM de su sede de Carlos E. Restrepo a la Comuna 14: “La inversión para esta sede, cercana a los 21 mil millones de pesos, pretende que el nuevo MAMM siga adelante como referente de pluralismo y vanguardia cultural, esta vez en Ciudad del Río, entorno que le imprime un carácter metropolitano a su nuevo residente contemporáneo”.

De talleres a salas de arte

La sede del MAMM en Ciudad del Río era antes un enorme taller de fundición de acero y metal de la empresa Simesa -Siderúrgica de Medellín S.A.-. La actividad industrial en este lugar se clausuró en 2003, y, desde ese momento, se decidió que el edificio sería destinado para una entidad cultural. Cuando inició el Plan Parcial Ciudad del Río, en 2006, la alcaldía de Medellín adjudicó este antiguo edificio al MAMM; fue restaurado por el grupo Utopía, entre 2007 y 2009. Los arquitectos conservaron la nave central (sala de fundiciones) y la fachada principal con el aviso Talleres Robledo, pintado en 1944.

Publicidad
Publicidad