¿Qué reveló la necropsia hecha a las dos guacamayas encontradas en Prado Centro, en Medellín?

Publicidad

“Mutilaciones y graves lesiones”, eso reveló la necropsia hecha a las dos guacamayas amarillas azuladas (Ara ararauna) encontradas en una esquina del barrio Prado Centro, en Medellín.

Juan David Palacio Cardona, director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, hizo público el resultado de la necropsia a estas guacamayas, en el que además se indica que las fuertes laceraciones que tenían podrían habérselas ocasionado entre ellas mismas, al encontrarse encerradas cruelmente en un lugar.

Publicidad

Sin embargo, el informe también especifica que estas dos guacamayas amarillas azuladas tenían cortes en su plumaje primario y considerables heridas que ocasionaron sangrado.

Este diagnóstico final de las guacamayas lo hizo un equipo de Necropsia y Patología de la Universidad CES.

El director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá en el siguiente video entrega un mensaje para cuidar a las guacamayas.

Según el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, las guacamayas pertenecen a una de las 13 especies de las Ara ararauna, de las cuales, seis se encuentran extintas. Además, el tráfico ilegal de esta ave podría desaparecer en menos de 10 años, de acuerdo con especialistas. ​

Datos puntuales del peritazgo

Se trata de dos guacamayas de la especie Ara ararauna -una adulta y otra joven-. A continuación, más detalles de la evaluación macroscópica de los dos cadáveres.

La guacamaya juvenil 

-Presentó lesiones erosivas sangrantes en el raquis de plumas de vuelo primario, es decir, corte de plumas principales del ala derecha y en múltiples áreas a nivel del húmero, radio y ulna del ala izquierda y cola. 

-Sus sistemas respiratorios, cardiovascular, digestivo, urogenital y sus tejidos evidenciaron un avanzado estado de autolisis (alto grado de descomposición), lo que impidió determinar si sufrió o no otras lesiones. 

La guacamaya adulta

  • Presentó lesiones en los raquis de su plumaje primario.
  • Tiene una herida en su cráneo de al menos 0.3 cm. de profundidad.
  • Traumatismo a nivel ventral del cuello en porción cervical, lo que le habría ocasionado un fuerte sangrado hasta morir. 
  • Todos sus sistemas y tejidos presentaron autolisis. 
  • Al igual que la guacamaya joven, sus sistemas respiratorios, cardiovascular, digestivo, urogenital y sus tejidos evidenciaron un avanzado estado de autolisis (alto grado de descomposición), lo que impidió determinar si sufrió o no otras lesiones. 

Avance en la investigación 

Cabe recordar, las dos guacamayas fueron reportadas sin vida por la misma ciudadanía, el pasado fin de semana en el barrio Prado Centro de Medellín, como ya se había mencionado anteriormente. 

Desde entonces, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá asumió, como autoridad ambiental en el territorio, la investigación, en conjunto con el grupo Gelma de la Fiscalía General de la Nación, especializado en investigar y judicializar casos relacionados con maltrato animal en el país.

Por ahora y mientras se avanza en la investigación junto a la Policía Nacional, para analizar las cámaras de vigilancia donde fueron halladas las guacamayas y, de esta manera, continuar en la búsqueda de los presuntos responsables, los cuerpos de las guacamayas se mantendrán en custodia por parte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Además, se tiene previsto desarrollar un procedimiento de histopatología (prueba de tumores) y una toxicología. 

¿Cómo reportar casos similares?

El Valle de Aburrá informó que durante el último año, al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre -CAV- de la entidad, han ingresado 9.532 individuos silvestres, de los cuales, 3.854 fueron aves y de estas 2,886 ingresaron por atención de emergencias, 968 por entregas voluntarias y 74 por incautación. 

Asimismo, un poco más de 900 aves alzaron de nuevo su vuelo rumbo a la libertad. 

En caso de conocer el reporte de un animal  herido o vulnerable de la fauna silvestre por cualquier razón en el Valle de Aburrá, los ciudadanos pueden comunicarse a la línea de atención a emergencias con fauna silvestre, 3046300090, donde se programará la atención del individuo. 

De igual forma, la entidad ha invitado a la ciudadanía a no domesticar la fauna silvestre y, en caso de conocer situaciones similares, las personas pueden generar la denunciar a través del teléfono 3856000 Ext 127, del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, o en su defecto, por medio del correo institucional: [email protected]

Publicidad
Publicidad