Publicidad

¿Quiere navegar por internet sin dejar rastro?

Publicidad

Todo clic en la red deja una estela de datos que nutre a herramientas como la inteligencia artificial o el big data. Borrarla del todo no es factible, pero sí puede disminuir la exposición.

Buscó algo en Google, y al instante le apareció una publicidad relacionada con ese producto o servicio en sus redes sociales. No es casualidad. Cada que usted teclea o da clic es un dato que, sumados, van dibujando un mapa con sus gustos e intereses, y que aprovechan poderosas herramientas tecnológicas para tener su perfil virtual, sin que usted se dé cuenta pero, paradójicamente, con su autorización la mayoría de las veces.

¿Es posible evitarlo? ¿Se puede no dejar huella en cada paso que demos en la red? Es una tarea casi imposible, advierte Ana María Mesa, abogada, magíster y doctora en derecho procesal contemporáneo y experta en derecho informático y evidencia digital.

Publicidad

De hecho, Mesa afirma que “desaparecer del todo de Internet” es una utopía, pues hay un principio universal fundamental en materia tecnológica que hace que los gobiernos estén en línea, interconectados, y con la data abierta. Así, el nombre y la identidad de todos está en la nube y no podemos hacer nada para eliminarlos.

Partiendo de esa premisa, la abogada explica que lo que sí podemos hacer es disminuir nuestro nivel de exposición. Hay dos formas para empezar:

  1. No usar el mismo correo electrónico para todo. Utilice una cuenta para sus asuntos personales: es el que les dará a instituciones como la DIAN o la EPS. Y otra podría denominarse la “cuenta basura”, para asociarlo a redes sociales y, más que un perfil falso, sea uno en el que, al compartirlo, no exponga sus datos más preciados.
  2. No asociar su número de celular personal en plataformas con procedencia desconocida de la misma manera que lo hace con su banco.

Estas son claves de autocuidado, pero también existen unas aplicaciones que le ayudan a identificar con qué plataformas están asociados sus datos, que quizá usted no se acuerde que las haya usado o las haya autorizado para tener su información. “Estas escanean la red en busca de sus datos y le dicen qué plataformas los poseen. Ya con eso usted puede comenzar a solicitar darse de baja de ellas y borrar su huella digital”, señala Mesa.

 

Por: Sebastián Aguirre Eastman / sebastian.aguirre@vivirenelpoblado.com

Lea bien los términos y condiciones

Lo más importante en cada cuenta que usted abra en cualquier red social o sitio web es leer términos y condiciones, para saber qué alcance tiene la información que suministra para loguearse. Hay sitios que incluyen en ese texto la autorización para compartir sus datos con otras personas, y la gente en el afán de suscribirse no se da cuenta de eso, y luego no puede borrar esa huella. Otras sugerencias: Digite en Google su nombre completo entre comillas y le saldrán los sitios que están asociados a su identidad.

Verifique si la publicación tuvo su autorización y, de no ser así, solicite que le den de baja. En la bandeja de spam de su correo, mire si tiene forma de eliminar la suscripción de quien le envió el mensaje. En la configuración de su navegador, elimine cookies, temporales, contraseñas y medios de pago con frecuencia.

Publicidad

Publicidad

Publicidad