Publicidad

Chiquito, el ingeniero centenario que invita a luchar por los sueños

Fundador de reconocidas empresas, entre ellas EPM, Lucio Chiquito aspira al título de doctor en la Universidad de Mánchester.

La última semana de septiembre, Lucio Chiquito Caicedo apareció en páginas, canales, emisoras y sitios web de Antioquia, Colombia y el mundo. La razón, a sus 104 años y medio terminó su tesis para optar al título de Doctor de la Universidad de Mánchester, en Inglaterra. Su tesis lleva por nombre Punto óptimo de la utilización del agua de un río.

Durante 30 años Chiquito se preguntó cuál podría ser el punto óptimo de un río y ese fue el punto de partida de su investigación. Dejaba descansar el problema y continuaba.

“Cuando el tiempo me lo permitía, lo retomaba, pero apenas hace cuatro años logré concretar, buscando estadísticas de los diferentes ríos del mundo. Investigué ocho ríos de los cuales dos son de Colombia: Cauca y Sogamoso”.

La pandemia fue la ocasión perfecta para encontrar más horas disponibles durante cada día.

El ingeniero civil Chiquito Caicedo, uno de los fundadores de EPM, Sedic S.A. e Integral S.A. y de la Escuela de Ingeniería de Antioquia, estudió desde joven mecanografía y taquigrafía. Compró su primer computador en 1973 y desde entonces se renueva de manera permanente en cuestiones tecnológicas. Él mismo digitó su tesis y ahora espera los resultados de Mánchester.

Tito, como le dicen de cariño sus nietos Carolina, Johana, Tatiana, Michelle, Susana, Catalina, Lucas, Camilo, Santiago, Alejandro, Edvard, Paul y sus bisnietos Nicolás, Pablo, Maximilian, Thourin, Dacian, Zoelie y Alícia, le dijo a Vivir en El Poblado que le gustaría seguir viajando y conocer otros lugares. El viaje más reciente lo hizo en diciembre a Estados Unidos y además de visitar a su hija Marta Lucía, quien vive en Austin, Texas, se dedicó a aprender sobre energía solar. Es un estudioso incansable.


A los jóvenes les dice que luchen por sus sueños, que aprovechen el tiempo, “porque el tiempo que se va ya no vuelve. Si antes era difícil ahora es más fácil con la tecnología y las oportunidades, así que mis mejores deseos para quienes quieren emprender el retador camino del estudio”.

El esfuerzo y la dedicación traen recompensas incalculables, cierra el ingeniero Lucio.

Publicidad

Publicidad