Tristeza por la demolición de la iglesia de Santa Elena, corregimiento de Medellín

Publicidad

El 30 junio de 2022 será recordado por los habitantes de Santa Elena como el día triste, el día en que fue demolida la tradicional iglesia del corregimiento.

Esta iglesia, ubicada en el parque principal, en la centralidad de Santa Elena, estaba sumida en el abandono por más de cuatro años, después de presentar grietas irreparables y que fuera decretada por las autoridades de gestión del riesgo su demolición, con orden perentoria de ejecución.

Le puede interesar: Feria de las Flores de 2022 ya tiene fecha

Publicidad

Si bien, ante el agrietamiento y el débil estado de la estructura, los habitantes de Santa Elena esperaban que la iglesia fuera derribada en cualquier momento. Era tango el “apego” que muchos le tenían a esta iglesia, que la tristeza no se puede ocultar entre los habitantes del corregimiento de las flores, de los silleteros, de los dueños de tradición que enorgullece a Medellín y a Antioquia.

“Da mucha tristeza. Verla caer, que no pudieron hacer nada. Era la iglesia que siempre habíamos tenido”, declaró Margarita Muñoz, habitante del corregimiento.

Por su parte, Eliana Gómez, corregidora de Santa Elena, expresó: “Había una imposibilidad de potenciar la estructura del templo por lo que se ordenó de manera preventiva la demolición”.

Fue el 24 de marzo del año 2018, cuando la Iglesia de Santa Elena empezó a deteriorarse y sus grietas asustaron a todos. Incluso, algunas edificaciones cercanas también se afectaron con ella, al punto que debieron ser evacuadas preventivamente. Para el caso de la iglesia, esta no volvió a ser ocupada, por recomendación de las autoridades.

Lea: Nuevos cierres, más extensos, inician en la vía a Santa Elena

En un documento emitido por el Dagrd, Departamento de Gestión del Riesgo de Medellín, se consignó, en su momento, que el estado de ruina era tal, que el único camino era su demolición.

Sin embargo, después de su demolición, ahora el anhelo es la construcción de una nueva iglesia, más segura, y hasta con mejores espacios que la anterior. Por ahora, las reuniones eucarísticas se seguirán celebrando en el salón parroquial del corregimiento.

“Los habitantes de Santa Elena esperamos tener nuestro nuevo templo. Llevamos muchos años esperando mejores condiciones para las eucaristías, ya que no podía reparar la otra, ahora que no nos dejen esperando con la nueva edificación”, narró Claudia María Londoño.

El párroco de la iglesia, Byron Darío Saldarriaga, afirmó que ya se iniciaron los estudios con la Arquidiócesis de Medellín para el desarrollo de los nuevos diseños que permitan a este corregimiento tener un nuevo templo.

Publicidad
Publicidad