En colegios privados de Medellín prefieren presencialidad para regreso a clases

Publicidad

La presencialidad es la modalidad preferida alumnos -y sus padres- de los colegios privados de Medellín. Así lo reveló a Vivir en El Poblado Álvaro José Cifuentes Ramírez, rector del Gimnasio los Alcázares y miembro de la junta directiva de la Asociación de Educación Privada, Adecopria.

Según indicó el directivo, mediante consenso con las 28 instituciones que hacen parte de Adecopria, aspiran comenzar clases entre la última semana de enero y la primera de febrero.

“Nosotros hemos tenido como principio trabajar muy en equipo con las familias en todos los colegios privados que hacemos parte de la asociación”, dijo Cifuentes Ramírez, y agregó que mediante comunicación muy permanente se plantean las alternativas y se toman decisiones que se ajusten a las dinámicas de cada hogar, a las condiciones de salud y a las preferencias de cada familia.

Publicidad

Le puede interesar: Antioquia: alerta roja hospitalaria se extiende hasta el 31 de enero

“Los sondeos que hemos se han hecho entre las familias y estudiantes, revelan que hay una alta inclinación hacia la presencialidad”, dijo el rector del Gimnasio los Alcázares.

“Nosotros vemos que en Antioquia los papás anhelan que sus hijos estén en los colegios, en las sedes físicas, con el acompañamiento cercano de sus profesores”, expresó Cifuentes Ramírez y aclaró que tras cada institución existen particularidades que deberán tenerse en cuenta al momento de iniciar clases.

Algunos podrán garantizar presencialidad tres días, otros los cinco días, nosotros en el Colegio Alcázares, entre octubre y diciembre, garantizamos los 5 días y jornada completa”, detalló Cifuentes Ramírez.

Lea también: Regreso a clases: entre la virtualidad, la posibilidad de alternancia y el pico de la pandemia

La inversión para retomar las clases, explicó el directivo, está representada en todos los elementos de bioseguridad y en refuerzo de los elementos tecnológicos para mejorar la experiencia educativa y además, los efectos logísticos de la llegada, la salida y la alimentación dentro del colegio.

Son muchos cambios para una dinámica escolar que uno la planea una sola vez y aquí toca estar en una reinvención constante de acuerdo a la población que se sume a la presencialidad o que continúe en la virtualidad”, puntualizó.

Publicidad
Publicidad