Vientos de paz

Publicidad

Cinco años han pasado ya desde la firma del Acuerdo para la Terminación Definitiva del Conflicto, en noviembre de 2016. ¿Cómo cubrió Vivir en El Poblado este momento histórico de Colombia?

2016

El 24 de noviembre de 2016 fue un día histórico para Colombia: después de más de 50 años de un cruento y doloroso conflicto armado, el Gobierno Nacional, encabezado por el presidente de ese entonces, Juan Manuel Santos, firmó el Proceso de Paz con la guerrilla de las Farc. Los diálogos tuvieron lugar en Oslo y en La Habana, y desembocaron en la firma del Acuerdo para la Terminación Definitiva del Conflicto.

Publicidad

El primer acuerdo se había firmado en Cartagena el 16 de septiembre del mismo año, y debía refrendarse en un plebiscito en el que los ciudadanos debían votar Sí o No, el 2 de octubre. En el editorial de la edición 686, del 30 de septiembre de 2016, Vivir en El Poblado invitaba a los lectores a participar con responsabilidad en este ejercicio democrático: “Cambiar posiciones de fuerza por ideas, y aceptar la posibilidad de oír y desarrollar tareas que conduzcan a un mejor país desde lo social, desde la educación, la equidad, salvaguardando la institucionalidad que también ha costado mucho mantener, son tareas de mucha envergadura que nos comprometen a todos”.

Consciente del momento histórico, el periódico dedicó varias páginas a dar a conocer el acuerdo firmado en Cartagena, e incluso diseñó un “Abecé del plebiscito”. Y, de manera premonitoria, se anticipó a la enorme división que sucedería al resultado de la votación, preguntándoles a sus lectores: “Tras el plebiscito de este domingo 2 de octubre, ¿a quién de su familia y entorno íntimo le hará la primera llamada para acercar las posiciones y enfriar los ánimos después de tanta discusión y polarización?”.

El resultado final del plebiscito fue una victoria, por estrecho margen, por el No. En El Poblado, según quedó consignado en la edición del 7 de octubre, los votos por el No doblaron los votos por el Sí: 27.840 frente a 13.897. El periódico consultó la opinión de la constitucionalista Bernardita Pérez, para analizar la situación: “¿Cómo estamos hoy? Como el día antes de la firma del acuerdo final. La salida está en la búsqueda de consensos con las voces que promovieron el No (…). Es decir, estamos en un escenario difícil pero no absolutamente insuperable”.

Cinco años desde la firma del Acuerdo de paz

“Es la hora de la grandeza”, dijo nuestra asesora editorial y columnista Adriana Mejía. “Que se note, entonces, que el anhelo común sí es, como aseguran ustedes, conseguir el fin definitivo del conflicto”. En efecto, el resultado del plebiscito obligó al Gobierno a renegociar el acuerdo firmado, para tener en cuenta las objeciones de los opositores del acuerdo. El nuevo acuerdo, firmado ese 24 de noviembre en el Teatro Colón de Bogotá, fue ratificado por el Senado y la Cámara de Representantes, el 29 y 30 de noviembre.

En 2010 Medellín fue escenario del primer título de Colombia en el ciclo olímpico.

Lea también : El legado de los Suramericanos

El Acuerdo de Paz, aún con las dificultades que ha tenido que superar, todas ellas previsibles, representó un hito fundamental en la historia de Colombia. En la conmemoración de los cinco años de la firma del Acuerdo, este 24 de noviembre, el secretario general de la ONU, António Guterres, viajó a Colombia para ratificar su apoyo a todo el proceso. Sin dejar de reconocer que aún falta mucho por consolidar, el funcionario elogió el modelo colombiano de reconciliación creado tras el proceso de paz, es decir, la JEP. Según sus palabras, “debe ser el sistema de justicia transicional más avanzado del mundo; no conozco ningún otro proceso similar con una visión tan global de justicia, verdad, reparación y no repetición”.

Publicidad
Publicidad