Árboles, animales e invierno, causas de los cortes de energía en el Aburrá

Publicidad

En tiempos de cuarentena, en los que la mayoría de las personas están trabajando desde su casa, contar con los recursos básicos (agua, luz, Internet), les permite desempeñar a cabalidad su labor.

Durante el último mes, múltiples cortes de energía han interrumpido las actividades de hogares y sobre todo, de teletrabajo, en Belén, San Antonio de Prado, Villa hermosa, Santa Elena, Pilarica, Robledo y Sabaneta, por mencionar solo algunos.

Los cortes van desde 5 minutos, como ocurrió en Robledo el miércoles 8 de julio, hasta más de una hora como sucedió en San Antonio de Prado el lunes 6 de julio y de nuevo, la semana pasada.

También le puede interesar:

Publicidad

Vivir en El Poblado consultó con EPM, buscando identificar la causa de estos cortes que, prolongados o no, interfieren con el desempeño de muchas personas quienes incluso, le aseguraron a este medio, que han debido cancelar clases y otras actividades virtuales ante la intermitencia del servicio.

Desde EPM, informaron detalladamente a qué se debió cada uno de los cortes relacionados, cómo se solucionó, las acciones correctivas y las preventivas que se ejecutaron. Y en gran parte de los sucesos, estuvo de por medio la naturaleza.

Entre las más comunes están una guadua y una ave de rapiña que se precipitaron sobre un circuito; un fuerte aguacero que obligo a cierres de equipos asociados al sistema de distribución de energía.

También le puede interesar:

También influyen en los cortes, algunas maniobras de pruebas y un par de eventos mínimos sin identificar.

Desde EPM aclararon que “durante junio y julio hemos tenido una fuerte ola invernal en Antioquia que ha generado una serie de daños puntuales y difíciles de prever para cualquier operador de red, pero nuestra compañía siempre ha estado atenta y dispuesta con su recurso en campo para atender dichos daños en la menor brevedad posible y normalizar la continuidad del servicio rápidamente”.

Publicidad
Publicidad