Una nueva casa para las jaguares

Publicidad

La renovación del hábitat de dos jaguares hembra hace parte del cambio que está viviendo el Parque de la Conservación, antes Zoológico Santa Fe.

Dos jaguares hembra del Parque de la Conservación, en el sector de Guayabal, están estrenando casa, y rugen de contentas. Así se puede ver desde el enorme ventanal instalado en su nuevo hábitat, donde ellas pasan el día evadiendo el sol bajo los árboles, o retozando en la cascada de la alberca.

Le puede interesar: El cuclillo piquioscuro fue avistado en Medellín

Este nuevo hábitat, acondicionado especialmente para las jaguares, fue estrenado el 14 de mayo pasado. El ambiente intervenido es el resultado de la unión de cuatro antiguas jaulas, construidas hace más de 40 años. En el diseño se fusionaron conceptos de arquitectura y biodiversidad, en un espacio de 360 metros cuadrados.

De Zoológico a Parque de la Conservación

Publicidad

El estreno del nuevo hábitat para los jaguares es parte de una renovación aún más grande, formalizada el 20 de octubre del año pasado: el Zoológico Santa Fe se convirtió en Parque de la Conservación. La transformación va más allá de un simple cambio de nombre.

Después de 61 años de existencia, el nuevo Parque es un centro para la protección de la fauna silvestre. La reingeniería hecha hace 7 meses se evidencia en la conservación de la biodiversidad, tanto a nivel in situ, es decir la efectuada en los mismos ecosistemas en los que habitan naturalmente las especies, como ex situ, la desarrollada en centros de conservación y de forma controlada.

El Parque de la Conservación sigue siendo una entidad privada y sin ánimo de lucro, perteneciente a la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín, cuyo reto fundamental es el de concientizar a la comunidad en el tema de la conservación, pasando de la reflexión a la acción.

Le puede interesar: En Sanguaré, la vida volvió a florecer

La renovación de la entidad se basa en una exitosa experiencia en materia de reproducción, rehabilitación y liberación de especies silvestres, que cuenta con el apoyo del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y la alcaldía de Medellín, gracias a un convenio de asociación. Según el director e impulsor del Parque de la Conservación, Jorge Aubad, se trata de “toda una trayectoria recorrida, con el acompañamiento de la Autoridad Ambiental, que ha beneficiado a centenares de individuos de especies silvestres, como loros, guacamayas, tatabras, tortugas y monos aulladores rojos”.

Así que los habitantes del Parque de la Conservación están de plácemes: nuevo nombre, nueva estrategia, y un espacio en permanente remodelación.

El propósito del Parque, antes zoológico, es el de concientizar a la comunidad en el tema de la conservación de la biodiversidad.

¡A visitar el Parque de la Conservación!

Horario: de martes a domingos y festivos, de 9:00 a. m. a 5:00 p. m.

1.100 árboles y arbustos hay aproximadamente en las cuatro hectáreas del parque
947 individuos de fauna silvestre (mamíferos, aves y reptiles) viven en el parque

Publicidad
Publicidad