Publicidad

¿Qué harán Daniel Quintero y Carlos Cadena?

Qué creativa motivación estarán planeando estas grandes mentes sostenibles para que el actual conductor acceda, graciosamente, a volverse ciclista? He ahí otro gran reto…

Ya completamos dos semanas con Daniel, flamante alcalde, ejerciendo su complejo y retador cargo. Y ya -por fin- también despachan casi todos los secretarios y gerentes de las más variadas dependencias municipales. Incluyendo el de Movilidad.

Cadena
Es evidente que una de las áreas críticas para definir el éxito o fracaso de una gestión municipal es la movilidad. El alcalde ha hecho una selección interesante para ese cargo: Carlos Cadena, experto en movilidad urbana sostenible y gran promotor del uso de bicicletas en la ciudad.

Es de esperar que Daniel Quintero y Carlos Cadena estén preparando un viraje importante en las políticas -en la filosofía, mejor- de la movilidad en Medellín. Medidas, algunas de ellas radicales, para motivar un menor uso del vehículo personal en favor de la bicicleta. O de la patineta, por qué no.

Y también a favor de los vehículos eléctricos, cuya promoción seguro se volverá más intensa y agresiva.

En cambio, los dueños de vehículos movidos por combustibles fósiles (el restante 99%), se enfrentarán a una ampliación en las horas y días de pico y placa. O verán subir las tarifas de parqueaderos. O tendrán peajes urbanos para acceder al Centro. O más estricto control de emisiones. O todas las anteriores.

Y volviendo a vehículos, bicicletas y patinetas eléctricas, ¿dónde se va a cargar tanta batería? ¿Cuántos vehículos se pueden cargar simultáneamente -durante la noche, por ejemplo- en un edificio de apartamentos, sin que haya que hacer grandes inversiones en acometidas eléctricas?

Esperemos también un crecimiento muy notable en la cantidad de ciclorrutas. Y que haya normas claras sobre patinetas: ¿pueden circular por las aceras, o por las vías al lado de buses y motos (no, ¡por favor!), o exclusivamente por las ciclorrutas?

¿Y qué creativa motivación estarán planeando estas grandes mentes sostenibles para que el actual conductor acceda, graciosamente, a volverse ciclista? He ahí otro gran reto… Para que los ciclistas no sean, casi exclusivamente, quienes cumplan con todas estas condiciones: a) ser hombre b) en muy buen estado físico, c) circulando de día, d) con mínima inclinación al estrés de que le roben la bici o el compu, y e) que no tenga que hacer “vueltas” ni recoger niños en el camino.

Además de los cambios esperados -o mejor, temidos- en movilidad, esta ciudad debe hacer un esfuerzo muchísimo mayor para que sus habitantes reciclen bien las basuras. Incluyendo mínima tolerancia a plásticos de único uso, empaques y envolturas no reciclables y todas las modalidades de icopor.

Esto no se ve fácil… ¡Que se vea tu liderazgo, Quintero!

Publicidad

Publicidad