ARTÍCULOS
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
La ética en ese ejercicio profesional está en el centro del debate, tras la posibilidad de que el curador de Space tome el cargo, tras un proceso penal, de la curaduría primera. La profesional señala que se siguen presentando diseños y planos aprobados por el ingeniero Jorge Aristizábal.
“En el país hay 72 curadores, pero en el Colegio de Curadores, únicamente están inscritos 40”, Ángela María Restrepo, presidenta Colegio de Curadores.
Foto Juan David Caicedo

Por Daniel Palacio Tamayo
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Ángela María Restrepo, tiene a su cargo tres de las cuatro curadurías de Medellín, y además, preside el Colegio de Curadores Urbanos del país. En esta entrevista habla sobre el polémico capítulo de la designación de Carlos Ruiz, conocido como el curador de Space, en la curaduría primera y que falta que él la acepte o decline. Además, de los señalamientos al gremio de los curadores por parte de algunas personas que desconocen ese ejercicio profesional, de la ética en ese gremio y confiesa el hecho que nos dejó fríos, hasta el punto de suspender la entrevista por un momento.

¿Qué opinión tiene de la discusión entre el Alcalde y Carlos Ruiz?
“Como Colegio de Curadores Urbanos, guardamos silencio. Decidimos esperar porque no somos quiénes para tomar partido ni por el alcalde, ni por el concursante. Nosotros entramos a respetar y defender la figura del curador urbano y que los procesos de elección, en cualquier municipio, sean respetados”.

¿La posesión de Carlos Ruiz sería dañina para el gremio constructor?
“Eso lo determinará cada quien. El constructor decide a qué curaduría asiste a hacer sus trámites”.

¿No hay profesionales para ser curadores?

“Yo no creo que no haya gente preparada. El examen que yo pasé era complicado en la medida que muchas de las preguntas eran de memoria, casi que escoger al azar la respuesta porque eran pedazos de párrafos de la norma; otras de interpretación y la norma nuestra es muy ambigua, extensa y, la básica actual, no conversa con el POT”.

¿Como Colegio han sido escuchados?
“Para nosotros es muy difícil entrar a decir si el examen está bien o mal hecho. El examen de la UPB, por ejemplo, lo desconozco. No sé si fue bien o mal hecho, ni qué preguntas tenía”.

Las curadurías están en medio de un descrédito tremendo.
“Yo pienso que mi trabajo en esta y las otras curadurías ha sido ético y profesional. No todos los curadores somos ni malos ni corruptos. Es complicado, pero ahí vamos”.

¿Por qué dice que es complicado?

“Porque la norma da para que se interprete de muchas maneras. El curador primero puede entenderla de una manera y yo de otra. Entonces yo la aplico de la misma manera en mis tres curadurías y él de otra”.

¿Eso lo aprovechan inescrupulosos?
“También, lastimosamente”.

¿Quién puede objetar el desempeño de ustedes en lo profesional?
“Está el Consejo Profesional Nacional de Arquitectos y también hay otro para la Ingeniería. Que yo sepa, a Carlos Ruiz no lo sancionaron y el ingeniero Aristizábal sigue sin ningún problema, él está ejerciendo su profesión”.

¿¡Cómo así!? ¿Jorge Aristizábal, ingeniero de Space, sigue presentando proyectos?

“Sí”.

¿Después de la tragedia?
“Sí”. (Silencio)

¿A usted como curadora le han llegado recientemente proyectos de él?
“El año pasado o antepasado presentó uno que otro como diseñador, y otros como revisor independiente. No proyectos de gran magnitud, pero sí”.

Me deja frío.

“No muchos, pero sí, él sigue ejerciendo”.

¿Todos los procesos que llegan se revisan en las curadurías?

“En la ley 400 se establece que la parte estructural puede ser revisada por el curador o por otro externo que sea pagado por el constructor, pero independiente laboral del ingeniero diseñador. La nueva Ley de Vivienda Segura lo cambió, pero como no ha sido reglamentada, entonces nos regimos por la ley anterior. Si trae un revisor externo tengo que verificar que se esté cumpliendo la ley, pero nada más”.

¿Qué decir ante la acusación de que los procesos en las curadurías se han hecho más lentos?
“Ese es un error que se ha dicho. Yo en las tres curadurías tengo personal suficiente para que me atienda los trámites, sin embargo hay trámites que están entorpeciendo el proceso en Planeación y Catastro. Lo otro, es que soy estricta en el cumplimiento de la norma”.

¿Eran muy laxos?
“En la curaduría Primera el año pasado atendieron el 70% de los trámites de Medellín, cuando yo en las tres que tengo atendí el 30. No es porque me demore, es porque soy estricta en la norma”.

¿Es suficiente la vigilancia que hace la Alcaldía?

“Suficiente no sé, ellos hacen más control previo que posterior, sería muy interesante que hicieran control posterior a nuestros procesos”.

¿Y cómo están las curadurías en la región?
“Caldas, La Estrella, Sabaneta, Copacabana, Girardota y Barbosa, además de Rionegro, no tienen curadurías. La idea es que las oficinas de planeación se dediquen a planificar y la actividad de aplicación de la norma la haga un particular. Por ejemplo, La Estrella y Sabaneta, que tienen alta actividad edificadora, no tiene curador y deberían tener”.

¿Sigue el problema de ética en la construcción en Medellín?
“No sé. En mis curadurías no. No conozco los procesos del curador primero”.
PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.